•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La vida nuevamente la ha puesto una oportunidad valiosa a Carlos “Chocorroncito” Buitrago. Después de dos derrotas durísimas en combates de título mundial contra Hiroto Kyoguchi y Ángel “Tito” Acosta en el 2017 y 2018, respectivamente, Buitrago recibió y aceptó una oferta para enfrentar al filipino Genisis Libranza en la velada que encabezarán Manny Pacquiao y Adrián Broner en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, el próximo sábado 19 de enero.

Después de meditarlo varios días y conversarlo con su equipo de entrenadores, Buitrago, con poco tiempo para asumir este compromiso, decidió aceptarlo. El combate será en 112 libras, un peso que no es desconocido para el “Chocorroncito”, quien tiene frente a sí la oportunidad de darle oxígeno a su carrera en un escenario tan importante.

Buitrago ha disputado cinco veces título mundial en su carrera, cosechando 4 derrotas y un empate. Está tomando un riesgo mayúsculo ante un rival de una categoría superior a las 108 y con un récord de 17 victorias (10 nocauts) y una derrota, la cual fue por nocaut ante el campeón mundial sudafricano Moruti Mthalane. Hay que apuntar que Libranza no es una lumbrera boxística, su mejor golpe es el recto de derecha, pero no es un peleador de técnica depurada ni que realiza combinaciones de 4 y 5 golpes.

El asunto es el tema físico de Buitrago. Con poco tiempo de preparación tendrá que poner toda la carne en el asador en los primeros cinco rounds. La pelea está pactada a 8 asaltos. Carlos viajará el próximo jueves a Las Vegas junto a su padre Mauricio Buitrago, a esperas de la gestión de visa estadounidense que haga el entrenador venezolano Luis Escorche.

Rival de Alvarado 

Reiya Konishi con balance de 17 triunfos y una derrota es el candidato número uno para enfrentar a Félix “El Gemelo” Alvarado, campeón mundial 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Konishi escaló hasta el tercer puesto del ranking, y tomando en cuenta que el lugar 1 y 2 están vacantes, el nipón es el mejor posicionado para retar al monarca pinolero entre marzo y abril.