•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En cualquier momento se informará que Manny Machado firmó un gran contrato, y quizás por los 10 años que pretende, pero no será con los Yanquis.

El interés por el pelotero que ofrece al equipo de Nueva York más utilidad que Bryce Harper, se ha enfriado con la contratación, no ruidosa hasta el estruendo, pero lo necesariamente significativa de D. J LeMahieu, un versátil infielder de 30 años, que se coronó casi sigilosamente, campeón bate de la Liga Nacional con .348 puntos en el 2016, desde la alineación de los Rockies de Colorado, y que ha sido capaz de disparar 192 y 189 imparables en temporadas consecutivas, antes de perder el ritmo durante el 2018.

Por supuesto, LeMahieu no es Machado, considerado un factor de seguridad como bateador de más de 30 jonrones y empujador de más de 100 carreras, tan multifacético como LeMahieu en las diferentes posiciones del infield. Es por eso que pienso, los Yanquis no van a perderlo de vista mientras Medias Blancas y Filis batallan por atraparlo. 

Un gran Utility

LeMahieu es una buena adquisición de los Yanquis aún en medio de su pérdida de brillo en el 2018, retrocediendo a .276 puntos y permaneciendo limitado a menos de 70 impulsadas. Algo novedoso es que sus 15 jonrones representan la máxima cifra en su carrera de ocho años, pese a un recorte a 128 juegos, después de más de 146 en sus cuatro campañas previas.

Defensivamente, Mahieu, un ganador de tres guantes de oro, es una garantía, como lo demuestra su colocación en el criterio de los entendidos, a la cabeza de 16 segundas bases calificados.

Con Mahieu en mano y Tulowitzki en el campo corto, los Yanquis podrían quitarle el guante como antesalista al terriblemente inseguro Miguel Andújar, para utilizarlo como bateador designado y tenerlo listo como material de cambio. Mathieu, un bateador sobre los .300 puntos en tres temporadas consecutivas, 2015, 2016 y 2017, fue firmado por dos años a cambio de 24 millones de dólares, sería un excelente utility, dejando abierto un importante espacio económico a los Yanquis.

Machado siempre en la mira

Sin ser bateador de poder, no se espera que Mahieu, de perfil derecho, le saque mucho provecho al estadio de los Yanquis y extrañe el Coors Field de los Rockies, escenario en el cual registró .329 puntos por 269 en camino. Conservándose sano y en acción diariamente, Mahieu puede aproximarse a los 170 imparables y agilizar lo suficiente el infield yanqui en la gestión simplificadora.

Al margen de todas estas consideraciones, Manny Machado sigue siendo una tentación para equipo de la Gran Manzana. Puede jugar todas las posiciones del cuadro interior, esencialmente el short y la tercera base con su gran poder de brazo y su presencia en el line-up, junto a Judge y Stanton, haría recordar los grandes ataques de ese equipo en el repaso de todos los tiempos.

Eso sí, con Mathieu disponible, la desesperación por Machado ha sido engavetada y “la pelota” queda en manos del interés del pelotero. Tratándose del factor económico, él debe haber borrado a los Yanquis de la lista de próximas paradas, pero en lo referente a bú
squeda de grandiosidad, y también con gran salario, llegar al equipo instalado en la esquina de Times Square en el beisbol, es una atracción.