•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando los Tigres de Chinandega pegaron primero en la Serie Final contra los Leones de León, hicieron tambalear el leve favoritismo de los melenudos en otro de sus acostumbrados impactos sorpresivos, como cuando eliminaron a los Gigantes de Rivas y a los Indios del Bóer. Sin embargo, dos de las principales figuras de sus hazañas, los tiradores Raúl Ruiz y Marcos Frías, flaquearon en los juegos dos y tres, y ahora están atrás en la serie, aferrados a la esperanza de que el zurdo Carlos Téller, autor de su única victoria, los encamine a un nuevo triunfo que les permita presionar con fuerza a sus rivales en la batalla por el campeonato, porque de lo contrario, un nuevo fracaso los dejaría al borde del abismo.  

El pasado viernes, antes de ser cambiado pese a estar blanqueando a los Leones, Téller dijo al mánager Lenín Picota que aceptaría ser relevado si lo dejaba lanzar con tres días de descanso; es decir, en el cuarto juego. Picota accedió a la petición y Téller entregó la pelota, pensando desde entonces en el juego de hoy, aunque lejos de saber que tendría que volver al montículo en un contexto adverso, con el peso de todo un equipo y una ciudad sobre sus hombros.

La defensa de León ha sido solvente. Archivo/END

El reto parece muy complicado, pero por lo visto en lo que va de la Serie Final, Carlos Téller da la impresión de ser el hombre indicado para afrontarlo desde el montículo del coloso chinandegano. 

La única duda alrededor de él es si el descanso ha sido suficiente para llegar en óptimas condiciones, sobre todo, porque entre su primera apertura y la de hoy, hay solo tres días de diferencia.

Necesitará respaldo 

En el primer juego, Téller, ante el asombro de todos, se agigantó a tal extremo que durante 4.2 episodios mantuvo sin hit a la ofensiva metropolitana, y permaneció en el box hasta completar 6.1 entradas sin carreras y de solo cuatro imparables, con dos bases por bolas y dos golpes.

Su labor se vio beneficiada por la ejecución de cuatro jugadas de doble matanza que cortaron cualquier intento de rebelión de los rugidores. Por esta presentación de harto dominio y sus destacados trabajos previos, Carlos es el candidato idóneo para evitar otro derrumbe en Chinandega. 

Sin embargo, dada esa colectividad que caracteriza al beisbol, Téller no puede hacer todo el trabajo para igualar la serie, por lo que necesitará el respaldo del bullpen y de la ofensiva, dos sectores que por ahora no son una garantía plena.

Nada sería mejor para Chinandega, que aplicarle a León la misma dosis del primer encuentro, cuando a la gran apertura de Téller sumaron un relevo dominante y un bateo oportuno. Eso sí, urge una serie de movimientos que hagan volver a su estado productivo a la línea de ataque, cuyo promedio está por debajo de los 200 puntos y cuya cifra de carreras impulsadas es casi la mitad de la que presentan sus rivales. 

Enmanuel Meza dio uno de los dos cuadrangulares de León. Heydi Salazar/END

León entró en ritmo

Al primer juego de la Serie Final, los Leones de León llegaron desajustados, evidentemente fuera de ritmo, lo cual no quita mérito al gran accionar de Téller y resto de relevistas chinandeganos. No obstante, tras ese partido en el que fueron reducidos a solo cuatro cañonazos y ninguna carrera, los metropolitanos recuperaron el vigor mostrado en la temporada regular y en los últimos dos encuentros han dejado ver su poderío, primero con 10 imparables y siete anotaciones, y luego con 15 hits y 14 carreras. 

Así que con su bateo haciendo erupción y su picheo fajándose bravamente, tal y como se había planteado en las proyecciones previas, los Leones de León siguen siendo favoritos sobre unos Tigres carentes de agresividad ofensiva y con la presión de tener que ganar para no quedar contra las cuerdas.