• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En Puerto Rico, Miguel Cotto, y en Los Ángeles, Óscar de la Hoya, están juntando todas las piezas para que el 8 de junio Félix “El Gemelo” Alvarado, campeón 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), unifique títulos con el boricua Ángel “Tito” Acosta, monarca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en una velada que se celebraría en el Madison Square Garden de Nueva York, donde René Alvarado, hermano de Félix, retará al también campeón 130 libras de la AMB, Alberto Machado.

Sin embargo, cuando no hay un papel firmado, en el boxeo todo puede suceder, los planes cambian de un momento a otro y las oportunidades surgen inesperadamente. En ese sentido, el carril para que Félix enfrente a cualquier campeón de otro organismo está abierto. Uno de los púgiles que más le gusta al “Gemelo” como rival es el japonés Hiroto Kyoguchi, el recién coronado 108 libras de la AMB, convertido ahora en bicampeón mundial después de ser monarca en 105 de la FIB.

“Félix es fuerte”

Renzo Bagnariol, vicepresidente de la AMB, dice que le encantaría que ese combate se convierta en una realidad, pero que “inicialmente eso depende de que los promotores se pongan de acuerdo y después nosotros como organismo entraríamos en acción”. Para Bagnariol, “El Gemelo” tendría muchas posibilidades de destronar al japonés si esa pelea en un futuro cercano se concreta.

“Sería buena esa pelea entre Alvarado y Kyoguchi, sería un gran combate y el público estaría contento con eso. El Alvarado que he visto últimamente es sumamente fuerte, pega durísimo, aguanta y es agresivo. Con una gran condición física pondría a Alvarado como favorito ante Kyoguchi”, dijo Bagnariol al ser cuestionado sobre a quién ve mejor en ese hipotético combate.

Alvarado con récord de 34 victorias (30 nocauts) y solamente dos derrotas ha dicho en reiteradas ocasiones que prefiere enfrentar a peleadores japoneses no solamente por la calidad que tienen estos, sino porque en ese país se ganan las mejores bolsas en las categorías pequeñas.