• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

A los Leones de León, representantes de Nicaragua, les está quedando muy pequeña la Serie Latinoamericana de Beisbol que se celebra en suelo azteca. Anoche derrotaron 7-5 a los Tobis de México en un juego recortado a 6 entradas debido a que la neblina afectaba la visibilidad de los jugadores. El partido se suspendió tres veces, hasta que finalmente los árbitros decidieron terminarlo, triunfando la tropa pinolera.

Destacó la ofensiva que bateó en el momento oportuno, aprovechando las facilidades del picheo azteca, sobresaliendo Emmanuel Meza con un jonrón de dos carreras. Nicaragua enfrentará hoy a los Toros de Herrera de Panamá en el Estadio Beto Ávila en las semifinales, llegando a esta etapa con 5-0 tras su triunfo de este miércoles contra el equipo mexicano.

Feroz ataque

Inauguró el marcador León en el primer episodio, gracias a un hit empujador de Luis Allen. En el tercer, el equipo metropolitano volvió a la carga con un doble de Cáseres e imparable remolcador de Edgar Montiel, poniendo el marcador 2-0. Moisés Flores continuó con el festín, ligando un incogible al bosque derecho con las bases llenas, empujando dos carreras que aumentaron la ventaja 4-0, explotando al pistolero René Coos, quien fue relevado por Ángel Araiza.

Marcos Frías se apuntó la victoria ante Argentina. Foto: Orlando Valenzuela/END

Cáseres con otro hit empujó al jardinero Arnol Rizo en el cuarto episodio. León ganaba 5-0. En el cierre de la misma entrada, México, gracias a un doble empujador de Kevin Flores con las bases llenas, estrechó la pizarra 5-2 ante Ronald Medrano, que empezó a mostrar síntomas de flaqueza. Fielder choice de Santiago González trajo la tercera e imparable de Ramón Ramírez empujó la cuarta.

En el quinto, un jonrón de Emmanuel Meza con Edgar Montiel a bordo, contribuyó a que Nicaragua se despegara nuevamente en el marcador 7-4. Respondió México a través de Santiago González con doble que empujó la quinta carrera azteca, acortando distancias 7-5, marcador que no tuvo variantes. Ganó el relevista Elías Gutiérrez y perdió René Coos.

León, tan cerca y tan lejosde la hazaña perfecta

El picheo de los Leones de León se agigantó de tal manera ante un rival propicio, que estuvo a tres outs de completar un juego perfecto, la hazaña de mayor complejidad en el beisbol. Durante ocho episodios, los tiradores felinos fueron indescifrables para los Falcons de Córdoba, representantes de Argentina, hasta que en la novena entrada, cuando la perfección daba la impresión de ser más una proeza consumada que una utopía lejana, el relevista Onassis Sirret fue estremecido por el emergente Agustín Tissera, quien tras conectar un imparable que puso fin al “perfecto” y al “no hit-no run”, anotó la carrera que también acabó con la posibilidad de la blanqueada. Pese a esto, los Leones se impusieron 6-1, en un duelo que empezó el martes y terminó la mañana del miércoles.

La brillante demostración de picheo perfecto construida por el abridor Willy Paredes la noche del martes, retirando en fila a los 12 bateadores que enfrentó, cuatro de ellos por la vía de los strikes, fue interrumpida por la lluvia que cayó sobre Veracruz, México. Cuando el partido se reanudó, Paredes fue relevado por el costeño Ernesto Glasgon, quien solo pudo sacar los dos primeros outs de la quinta entrada, pues la constante lluvia obligó a que el juego se continuara en horas de la mañana de ayer, en las mismas circunstancias en las que fue suspendido, es decir, con los melenudos ganando 4-0 gracias al jonrón con las bases llenas de Adrián Moreno en el segundo episodio.

Foto: Orlando Valenzuela/END

Relevo sostiene dominio

Ayer, el encargado de seguir en el montículo por León fue Marcos Frías, quien sacó el out pendiente del inning cinco y salió de juego tras retirar a los tres bateadores que enfrentó en el sexto, en una presentación que incluyó tres ponches. Luego, el mánager Sandor Guido envió a la colina a Esteban Pérez, cuya actuación fue de 1.2 episodios perfectos con un ponche. El último out del octavo lo sacó Onassis Sirret, quien volvió al montículo en el noveno en busca de sellar la hazaña perfecta, pero se encontró con el imparable del emergente Agustín Tissera que acabó con el perfecto y luego admitió el cañonazo de Leandro Palma que puso fin a la blanqueada, estableciendo el 6-1 definitivo.

En la apertura del noveno, León, cuyo picheo propinó 12 ponches en el desafío, había anotado dos carreras, una remolcada por doblete de Rafael Estrada y la otra por sencillo de Darian González. Así, acariciando la perfección, los rugidores mantuvieron su marcha triunfal y aseguraron su pase a las semifinales de la Serie Latinoamericana.