• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El talento para Winston Dávila y la juventud del lado de Álvaro Rubí, son los principales argumentos con los que ambos peloteros intentan convencer al mánager del Bóer, Sandy Moreno, para conseguir la titularidad en el puesto de receptor de los Indios, de cara a la venidera temporada del Campeonato Nacional de Beisbol Superior Germán Pomares 2019.

Ambos aspectos, talento y juventud, están presentes en mayor o menor medida en los dos peloteros, que intentan saltar sobre la falta de experiencia para ocupar una posición que reclama estar atento a todos los aspectos del juego, más allá de recibir los envíos del lanzador.

Este parece ser el momento para Winston Dávila con el Bóer  Carlos A. Montealto/END

Sandy Moreno, mánager de la Tribu, señaló que “el puesto de receptor lo ocupará quien luzca mejor en los juegos”, así que nada está definido sobre quién heredará el puesto que dejó vacante Janior Montes, tras su retiro oficial como pelotero.

La oportunidad esperada

A sus 29 años, la oportunidad que con tanta paciencia esperó Winston Dávila, por fin parece haber llegado. Por largo tiempo Dávila le cubrió las espaldas a Janior, en el Bóer del Pomares y de la Liga de Beisbol Profesional Nacional, así que parece ser el más adelantado para quedarse con el puesto.

“Cada año que vengo al equipo, mi mentalidad está centrada en que yo vengo a jugar y en esta ocasión es lo mismo, es cierto que ahora no está Janior (Montes), pero yo estoy aquí para competir y ganarme un puesto”, señaló Winston Dávila.

“Esta oportunidad es algo que yo siempre había esperado y anhelado, he trabajo extra todos los días para estar listo, espero que este sea mi año en el que pueda jugar completa toda la liga, hacer buenos números y demostrar que yo siempre he estado preparado para ser titular. En un momento de mi carrera sé que pude lucir inmaduro por los pocos juegos que tenía como receptor, pero conforme he ido jugando en el Pomares y la Liga Profesional, siento que ya estoy listo”, destacó el joven receptor.

Con el Bóer en la temporada del 2018 del Pomares, Winston Dávila estuvo limitado a 15 partidos, con 47 turnos al bate en los que consiguió 19 hits y promedio de .404 puntos.

Rubí tiene lo suyo

La otra opción que tiene el Bóer como receptor es al espigado y corpulento receptor Álvaro Rubí, quien estuvo ligado a la organización de Grandes Ligas de los Dodgers de los Ángeles hasta el 2018, cuando fue dado de baja. Rubí estuvo por cuatro años a la categoría Roockie.

“Winston Dávila y yo tenemos una competencia sana por la receptoría, ambos vamos a echarle ganas para ayudar al equipo. La experiencia y los conocimientos que conseguí en Ligas Menores me ayudará bastante para el Pomares”, afirmó Rubí.

“Siento que no voy a tener problemas para estar en la receptoría en una temporada tan larga como la del Pomares. Estuve firmado por cuatro años, tiempo suficiente para conseguir la experiencia necesaria para saber qué tipo de lanzamientos hay que pedir”, destacó el receptor de 21 años de edad.