•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con la despedida de HBO del boxeo a finales del 2018, Román “Chocolatito” González quedó huérfano, sin una empresa de televisión poderosa que transmitiera sus combates en Estados Unidos. Con HBO, González firmó un contrato de cinco peleas, ganó las mejores bolsas de su carrera, alcanzó más de medio millón de dólares en dos ocasiones ante Srisaket Sor Rungvisai, y su imagen creció significativamente en territorio norteamericano. 

Pero ahora DAZN, de Eddie Hearn, es la empresa más poderosa en cuanto a transmisiones de boxeo. El asunto es que hasta este momento no ha habido un interés público de Hearn por firmar al “Chocolatito”. Hace unos días, el promotor británico anunció la contratación del tailandés Sor Rungvisai, el campeón supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y verdugo del tetracampeón nicaragüense.

Hearn también manifestó que tenía serias intenciones de organizar un combate de unificación en abril entre el filipino Donnie Nietes, campeón de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), y Khalid Yafai, el monarca de la Asociación Mundial de Boxeo, y agregó que su deseo era que el ganador de esta pelea se enfrentara al triunfador entre Rungvisai y Juan Francisco “El Gallo” Estrada, quienes se enfrentan el 6 de abril en California.

Pero lo de Nietes y Yafai aunque no es una utopía, a corto plazo no parece realizable. Yafai tiene que cumplir su pelea mandatoria en abril contra Norberto Jiménez, mientras que el filipino debe ir a subasta con su coterráneo Aston Palicte, retador número uno, para definir la fecha del combate entre ambos.

¿De qué depende?

Hearn ha sido insistente con el equipo de Román, ofreciéndoles una buena bolsa para que el nica enfrente a Yafai en Inglaterra; sin embargo, se ha topado con varios “no” como respuesta. Fue hasta finales del 2018, que el “Chocolatito” decidió aceptar la propuesta de Hearn, y se habla de que la pelea se celebraría a finales de junio en el Reino Unido.

Es probable que, según el resultado de esa pelea, DAZN firme al “Chocolatito”. Obviamente, si el nica le arrebatara el título a Yafai, se convertiría nuevamente en la gallina de huevos de oro que todos quieren tener en un ring. Su condición de tetracampeón y ex número uno del mundo libra por libra, más el agregado de ser campeón nuevamente con la AMB, le garantizaría a González una revancha ante Estrada o Sor Rungvisai en una unificación que sería atractiva en Estados Unidos.