•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Carlos Téller tendrá hoy (2:00 p.m.) con los Toros de Herrera y ante las Estrellas Orientales de República Dominicana, el privilegio que entre los nicaragüenses solo Dennis Martínez ha disfrutado en Serie del Caribe, y es tener acción en  dos ediciones de dicho torneo.

Además, tendrá frente a sí, por segundo año consecutivo, la oportunidad de convertirse en el primer nica en conquistar una victoria en el clásico caribeño, una hazaña que ni el propio Dennis, ni Antonio Chévez, ni Albert Williams y tampoco Porfirio Altamirano, todos con etiqueta de exligamayoristas, pudieron conseguir. 

Para Téller el reto es gigantesco, aunque tiene a su favor el gran momento que atraviesa, pues basta con lanzarle un vistazo a sus actuaciones recientes para saber que está en medio de una racha dominante y triunfal.

Brilló en la Liga Profesional con los Tigres de Chinandega, tanto en la semifinal contra los Indios del Bóer como en la gran final ante los Leones de León. Algo similar hizo en un torneo de mayor exigencia como el clasificatorio a los Juegos Panamericanos, evento en el que, primero como abridor y luego como relevista, se apuntó dos de las tres victorias de la selección nacional. No hay dudas que, si de momento se trata, Téller cuanta con suficientes argumentos para ser considerado un pícher de cuidado.

Antecedente preocupante

El asunto es que a la Serie del Caribe del año pasado, Téller también llegó con buenas cifras, tan buenas que se ganó un puesto en la rotación de los Caribes de Anzoátegui. No era para menos, pues en la Liga Venezolana se había mostrado tan dominante que en más de 20 episodios solo pudieron fabricarle una carrera limpia.

El asunto es que en su apertura ante los Criollos de Caguas fue todo lo contrario, pues en apenas 1.2 entradas fue descifrado brutalmente, permitiendo ocho anotaciones, de las cuales siete fueron limpias.

No se trata de que pasará lo mismo hoy en Panamá, pero seguro Téller debe recordar su actuación del 2018 y no quisiere repetirla, para lo cual deberá mantener vigente los ajustes que hasta ahora lo tienen en medio de una racha positiva.

Factor clave será que así como lo hizo en Brasil, domine la zona de strikes y haga una exhibición de los recursos y experiencia que empujaron al mánager Manuel Rodríguez a incluirlo en la rotación de los Toros de Herrera. Una ventaja de Téller sobre el equipo dominicano es que ya vio a sus bateadores en acción durante el primer juego, en el que Panamá se impuso 4-2. En ese duelo, Dominicana fue dominada por el abridor Harold Aráuz, de quien seguro Téller ya recibió algunas recomendaciones.