•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las incontables gotas de sudor derramadas en las largas horas de entrenamiento realizados en Nicaragua, al parecer borraron cualquier tipo de duda de la mente del lanzador pinolero Jonathan Loáisiga, quien parte en condiciones impecables este 11 de febrero rumbo al Spring Training, en busca de ganarse un puesto en el cuerpo de lanzadores de los Yanquis de Nueva York para la temporada venidera de las Grandes Ligas.

El prospectos pinolero sabe que cualquier oportunidad que se le pueda presentar, depende de lo que muestre en el Spring Training.

“Durante el tiempo que he estado entrenando en Nicaragua, me he enfocado en fortalecer las piernas, que también son importantes en un lanzador, porque eso te da mucha agilidad que es fundamental en el beisbol”, detalló Loáisiga, tras una jornada de entrenamiento realizada en el viejo Estadio Nacional de Beisbol, donde estuvo asesorado en su trabajo por Rafael Mendoza.

Jonathan Loáisiga trabajo fuerte en su preparación previo al Spring Training. Carlos Montealto/END

“La única recomendación que me hizo el equipo antes del Spring Training, fue que tratara de subir cinco libras de peso, algo que ya lo logré y que entrenara fuerte y que me mantuviera saludable”, agregó.

En la recta final de su preparación Loáisiga, realizó algunas sesiones de bullpen en las que fue aumentado la cantidad de lanzamientos, con el fin de calibrar la potencia de su brazo.

En plenitud de forma

La temporada pasada de Grandes Ligas, el lanzador pinolero se convirtió en el primer pelotero nacional en vestir la camiseta de una organización tan emblemática como la de los Yanquis de Nueva York, participando en nueve encuentros, en los que dejó constancias de su talento, aunque su caminó se vio afectado por las lesiones.

“Mi mentalidad es la de llegar al cien por ciento de condiciones al Spring Training, y hacer un buen trabajo para ver si me gano un puesto, ya sea como abridor o relevista”, afirmó Loáisiga.

“Tuve una pequeña lesión la temporada pasada, pero no fue nada grave, logre recuperarme sin mayores problemas y aunque me bajaron a Ligas Menores, logré terminar con el equipo grande”, agregó.

Jonathan Loásiga listo para buscar un cupo en el cuerpo de lanzadores de los Yanquis de Nueva York. Archivo/END

Las últimas contrataciones de los Yanquis en cuando a lanzadores, tampoco preocupan mucho al tirador derecho, quien ve en la competencia por un puesto, un incentivo para luchar con más fuerza.

“El saber que el equipo está llevando nuevos jugadores de calidad, me motiva a prepararme mejor y realizar un mejor trabajo en el Spring Training”, explicó Loáisiga.  

En su primer año en Grandes Ligas, Loáisiga acumuló balance de dos victorias sin derrotas, en nueve partidos en los que tuvo actividad, con cuatro salidas como abridor. La efectividad del pinolero fue de 5.11, en 24.2 entradas lanzadas, en las que sumó la alentadora cantidad de 33 ponchados.