•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Ni el propio Sandor Guido imaginó que en su año de debut como mánager, su nombre alcanzara niveles insospechados, debido a los grandes resultados de su gestión como técnico. El leonés, le sumó un título más a su palmarés, después de que Panamá venciera a Cuba y se coronara en la Serie del Caribe 2018, poniéndole un adorno más a Sandor que fue parte del cuerpo técnico del equipo canalero.

La travesía de Sandor hacia la grandeza arrancó en el 2018 con su nombramiento como técnico de León en el Campeonato Germán Pomares Sub-23. Guido guio a este conjunto de muchachos al título, ganándose la confianza de la directiva del equipo melenudo para que dirigiera a este club, pero ahora a un reto mucho mayor, la Liga de Beisbol Profesional.

Sandor Guido con el trofeo de la Serie del Caribe 2018. Cortesía/END

Y vaya que Sandor cumplió con creces cada reto que le pusieron. León no solamente clasificó de forma directa a la final, liquidó al bicampeón Tigres de Chinandega del panameño Lenín Picota, en una serie que terminó 4-1 a favor del conjunto metropolitano y se ganó el pase directo a la Serie Latinoamericana.

Campeón invicto

La magia de Sandor siguió viéndose en la Serie Latinoamericana. León ganó el campeonato sin perder ningún juego. El equipo melenudo acumuló una racha extraordinaria de 7 victorias, derrotando en la final a los Tobis de Acayucán, el equipo campeón de la Liga Veracruzana. Ese título le abrió el camino a Guido para integrarse a los Toros de Herrera como parte del cuerpo técnico. Panamá brindó una gran sorpresa, coronándose ante Cuba contra todos los pronósticos.

Lo de Sandor parece una utopía, pero no, sus éxitos son reales, es un mánager ganador y desde ya se perfila a ser candidato en un futuro cercano para dirigir la Selección Nacional de Beisbol. Por ahora, el próximo que tiene enfrente es el de llevar a León a la conquista del venidero Campeonato Germán Pomares, no el Sub-23, sino el mayor.

“Gracias a Dios yo he sido exitoso en mi vida, siempre he sido un ganador. A veces no es solo ser un buen jugador, en su vida también uno tiene que ser exitoso. En mi vida fuera de los campos yo siempre he sido exitoso, me repuse de un accidente del que casi no vuelvo a jugar beisbol, terminé mi carrera universitaria, son cosas que no parecen, pero cuentan y te convierten en un ganador”, dijo Sandor a El Nuevo Diario hace un mes, hablando sobre su éxito como mánager.