•  |
  •  |
  • END

Estando a la orilla de la eliminación, Chinandega despertó y sobrevivió al monstruo del torneo, el equipo Bóer.

Los occidentales, conscientes de que sin un reaccionar inmediatamente casi estaban en la tumba, sin complejo castigaron fuerte el pitcheo capitalino, y al final construyeron una aplastante victoria 15x5 sobre el Bóer, algo que no se esperaba.

“No podemos derretirnos en este momento. Tenemos que dar batalla, tenemos que jugar duro, y eso es lo que buscamos cada vez que saltamos al terreno”, dijo el mentor Próspero González, tercero que utiliza el club, que continúa en tercer lugar, siempre a cuatro juegos y medio del San Fernando.

Un ataque de 22 imparable, entre ellos cuatro dobles y un triple, además de cinco boletos, así funcionó el bateo occidental, que sacudió y explotó temprano en el encuentro a Juan Figueroa.

Figueroa lanzó sólo el primer inning, y fue vapuleado. El bateo occidental construyó rally de seis carreras, privándole al derecho dominicano que diera alcance a Diego Sandino, quien se mantiene como el máximo ganador, con nueve.

En ese inning, Geraldo Valentín abrió con doble y las bases se llenaron por boletos seguidos a Eduardo Romero y Wilson Batista, los que anotaron por triple de Luke Gorseet por el bosque derecho. Fue sobre ese batazo que se lesionó Vincent Palmer, quien buscando la pelota chocó contra la barda del jardín derecho.

Gorsett anotó por fly de sacrificio de Ambriorix Concepción, Stanley Loáisiga recibió base, Juan Oviedo dio sencillo, Larry Galeano siguió con hit empujador y Valentín remolcó a Oviedo con hit, su segundo del inning.

El Bóer reaccionó con una carrera en el cierre del primero, impulsada por Manuel Mejía, pero los occidentales agregaron una en el cuarto por doble de Pete Rose y para el quinto lograron rally de tres carreras, con dos empujadas de Romero, para despegarse más del Bóer.

Con el juego 10x1, Chinandega hizo su último gran rally en la alta del séptimo inning, al descargar seis imparables y anotar cuatro veces más para poner el juego 14x1.

Pero en el cierre del séptimo, el Bóer logró producir tres, sobresaliendo un cuadrangular de Dwight Britton con Marlon Abea en circulación, después que éste había empujado a Amaury Casañas con doble.

La última carrera de los occidentales fue en la alta del octavo, con un doble de Eduardo Romero que impulsó desde la inicial Isidro Pantoja. El Bóer marcó su última anotación en el cierre del mismo episodio, por elevado de sacrificio de Reymundo Leytón.

El mejor bateador del Chinandega fue Romero, quien se fue de 5-4 con un boleto, tres anotadas y dos remolques. La victoria fue para Emmanuel Ulloa, quien lanzó cinco sólidos innings, en los que sólo le conectaron dos hits, aceptó una carrera, mientras ponchaba a siete. Lo relevaron Esterling Aráuz y Luis Luna. Figueroa (8-3) perdió el encuentro. Lo relevaron Ariel Saldaña, Juan Serrano, Berman Conde y Esteban Pérez.

El Bóer bateó ocho hits en el partido.

Aproximadamente, en el sexto inning, Vincent Palmer, quien ayer cumplía años, regresó del hospital al estadio y entregó regalos a los aficionados.