•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Real Madrid recibe el miércoles al FC Barcelona en la vuelta de semifinales de la Copa del Rey, el primer asalto entre los dos grandes esta semana antes del encuentro de Liga del sábado, que puede aclarar el campeonato español.

"Es un partido guapísimo, es el gran clásico del fútbol español, este partido siempre pone a España como capital mundial del fútbol", dijo el técnico blanco, Santiago Solari, este martes.

 Lea: A Marco Asensio se le escapa el tren de la titularidad

Tras el 1-1 de la ida en el Camp Nou a principios de mes, todas las posibilidades está abiertas, aunque el equipo blanco juega con la pequeña ventaja del gol logrado a domicilio, que le daría el pase en caso de un empate sin goles en el Bernabéu.

Será el primer asalto antes del encuentro del sábado en Liga en el coliseo 'merengue', que puede decidir gran parte del campeonato español.

Tras el 1-1 de la ida en el Camp Nou a principios de mes, todas las posibilidades está abiertas. Foto: EFE/END

"Este mes es clave. Está la Liga de Campeones y esos dos partidos contra el Real: una clasificación para una final y ganar o perder puntos respecto a ellos", recordó el central azulgrana Clément Lenglet en una entrevista con AFP.

A nueve puntos de líder liguero azulgrana, los blancos llegan al partido del miércoles con ganas de dar en Copa el golpe que tiene complicado en Liga.

 De interés: La Juventus y Cristiano Ronaldo se asoman al abismo

- 'Listos para lo que viene' -

"Estamos listos para lo que viene y para ganar. Son dos partidos muy importantes y tenerlos en una semana a todos los jugadores nos gusta", advirtió el joven extremo Vinicius.

El joven extremo brasileño vuelve a perfilarse como favorito frente al galés Gareth Bale, envuelto en la polémica tras no festejar con sus compañeros el gol de la victoria que marcó el fin de semana pasado Levante y del que Solari no quiso adelantar si podría formar parte del once.

Tras el 1-1 de la ida en el Camp Nou a principios de mes, todas las posibilidades está abiertas. Foto: EFE/END

"Nuestro foco está al 100% en el partido de mañana, le veo tanto a él (Bale) como al resto de jugadores con el foco allí", se limitó a afirmar el técnico merengue.

Enfrente estará un Barça que llega al Bernabéu con un Leo Messi en estado de gracia tras rescatar a su equipo el sábado frente al Sevilla con un triplete y una asistencia (4-2) en Liga.

 Además: El malentendido con Kepa, ¿señal de la pérdida de poder de Sarri en el Chelsea?

"Tenemos un jugador decisivo y superlativo", dijo el técnico azulgrana, Ernesto Valverde tras el partido, añadiendo: "no porque meta tres golazos, sino porque los hace en el momento adecuado y en el que estábamos un poco tocados".

Messi, máximo goleador de los 'clásicos' (26 goles), volvió a mostrar el sábado su mejor cara, ya recuperado del golpe en el muslo derecho, que lo lastró frente al Real en la ida de Copa.

Messi, máximo goleador de los clásicos (26 goles). Foto: EFE/END

- Vinicius sin miedo -

"Va a ser durísimo porque es contra el Madrid, en cancha de ellos, pero tenemos que ir a ganar el partido como lo hacemos en todos lados, y estamos confiados que lo podemos hacer", dijo Messi.

Los números del capitán azulgrana, con 33 goles en 32 encuentros oficiales, son estratosféricos, pero Vinicius advierte; "es un jugador increíble, pero no asusta a nadie. Estamos listos para enfrentarnos a él".

 También: La investigación del accidente de Sala se centra en la licencia del piloto

Messi probablemente estará acompañado en ataque por Ousmane Dembelé y Luis Suárez, que volvió a reencontrarse con el gol el sábado tras una sequía de cinco partidos oficiales consecutivos.

Los azulgrana buscan su quinta Copa consecutiva, un récord inédito, y seguir aspirando al triplete Liga-Copa-'Champions'.

Vinicius Junior, jugador del Real Madrid. Foto: EFE/END

En busca de esos objetivos, los azulgranas tendrán que empezar por ganar el miércoles al Real Madrid, que le ganó en una final de Copa en 2014, dando paso a un reinado incontestado azulgrana en el torneo desde entonces.