•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El novato del año 2018 electo por la Comisión de Boxeo Profesional (Conibop), Kevin Traña, quien junto a Winston Guerrero brindó una batalla monumental a inicios de este año, regresará al ring el 16 de marzo para enfrentar a Nelson Luna, en la cartelera que montará Búfalo Boxing en El Crucero, donde la empresa que dirige Ruth Rodríguez celebra su sexto aniversario. 

Traña perdió su invicto contra Guerrero el pasado 26 de enero por decisión dividida en un combate sumamente cerrado y polémico. Algunos lo vieron triunfar, otros perder, y un sector de aficionados creyó que el empate hubiese sido lo más salomónico para proteger el récord de ambos peleadores.

Lo cierto es que Traña, a pesar del descalabro, ganó muchísimo. Proyectó su nombre, ganó credibilidad y dejó una grata impresión. Es un peleador atractivo, bravo, fajador, tira golpes como una locomotora y físicamente es fuerte. Lo más importante es su disciplina. Está “casado” con el gimnasio, comprometido con su entrenador Albert Vásquez y también con los deberes de su hogar, pues trabaja en la zapatería junto a su padre Humberto Traña.

Ahora, a Kevin Traña le tocará enfrentar a un viejo zorro del boxeo como lo es Luna, quien tiene récord de 7 victorias (4 nocauts) y 15 derrotas. Si la teoría se cumple, Kevin debe imponerse por cualquier vía y seguir escalando peldaños en busca de posicionarse en alguno de los rankings de los distintos organismos. 

Más peleas

En el combate estelar, Aron Juárez se medirá a Jordan Rodríguez en 122 libras. Dixon Flores cruzará disparos con Bryan Pérez en 121. Eliecer Gazo reta al veterano de mil batallas, Eddie “El Torito” Castro. Regresa Eliecer Quezada intercambiando metralla con Marcos Mojica. Gerardo Zapata, otro muchacho de la escuela de Nindirí, que dirige Albert Vásquez, va contra Daniel Mendoza. 

Hay que ponerle mucho ojo al muchacho Zapata. En su año de debut en el profesionalismo, su rendimiento fue superlativo. Sumó 5 victorias, incluyendo cuatro nocauts. Es un boxeador que puede pelear en 105 y 108 libras sin problemas. Tiene dos martillos en sus manos y en el 2020 cuando tenga una mayor madurez podrá retar a peleadores de nombre como Byron “El Gallito” Rojas o al mismo Carlos “El Chocorroncito” Buitrago.

No se puede perder de vista a peleadores como Traña y Zapata. En un par de años, junto a Guerrero, pueden ser las tres figuras de los pesos pequeños a nivel local. Vale la pena darles seguimiento.