•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De acuerdo con el primer calendario de la edición XI del Campeonato Germán Pomares Ordóñez, el duelo del pasado viernes entre Chinandega y los Dantos en el estadio Efraín Tijerino Mazariego debió iniciar a las 6:00 p.m., sin embargo, el partido empezó a las 4:00 p.m., esto como una medida para ahorrar energía eléctrica, un servicio que a diferencia de ediciones anteriores, este 2019 será costeado por los equipos y no subsidiado por el Gobierno. 

Antes de ponerse en marcha el actual campeonato, que ya suma tres fines de semana tras el que terminó ayer, los 18 equipos fueron notificados de que el gobierno nicaragüense, que desde 2009 se ha hecho responsable de la planilla y ha asumido los gastos energéticos en los estadios, ya no subsidiaría la tarifa de energía.

Como medida para no caer en grandes pagos de energía, algunos equipos han empezado a solicitar cambios de horarios. Bismarck Picado/END

Las razones

“Yo no puedo asegurarte eso”, contestó el máximo dirigente de la Comisión Nicaragüense de Beisbol Superior (CNBS), Carlos Reyes, al ser consultado sobre si el cambio era resultado de la mala situación económica en la que está envuelto el país, la que a su vez es producto de la crisis política que se atraviesa desde abril del año pasado.  

Según Reyes, el asunto es que muchos equipos, aprovechándose del subsidio, empezaron a hacer un mal uso de la energía en sus respectivos estadios, realizando prácticas y hasta juegos de preparación durante la noche.

Una opinión similar tiene Davis Hodgson, representante de la Costa Caribe, quien además manifestó que ese mal manejo hecho por algunos equipos, “sumado a la situación actual” del país es lo que pudo llevar a este cambio.

Por su lado, Ronald Tiffer, representante de los Indios del Bóer, dijo refiriéndose a la nueva disposición, “que se supone es resultado de la situación económica del país”. 

Según Reyes, el asunto es que muchos equipos, aprovechándose del subsidio, empezaron a hacer un mal uso de la energía en sus respectivos estadios. Bismarck Picado/END

Medidas

De acuerdo con Carlos Reyes y los dos representantes de equipos antes mencionados, los clubes se harán cargo del gasto energético, gozando de una tarifa especial de alumbrado público.

Como medida para no caer en grandes pagos de energía, algunos equipos han empezado a solicitar cambios de horarios, sobre todo para los días viernes, que es cuando, según calendario oficial, la mayoría de los nueve partidos de cada jornada están programados para iniciar a las 6:00 p.m.

Según manifestó Reyes, en promedio se invierte entre 8 mil y 10 mil córdobas en energía eléctrica, hasta 12 mil en ocasiones, por cada juego que se realiza de noche. Esto va en dependencia de lo que dure el partido, que normalmente se extiende por tres horas.