•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras la excitación en Filadelfia supera los límites de tolerancia con el ruidoso aterrizaje de Bryce Harper, hay alguien haciendo swing silenciosamente con la pretensión de convertirse en un fiero retador como el mejor artillero de los Filis en este 2019 y es el joven de 25 años, Rhys Hoskins, quien después de exhibir su potencial en apenas 50 juegos durante el 2017, disparando 18 jonrones —ritmo infernal— y empujando 48 carreras, continuó su desarrollo en el 2018, con cifras próximas a las de Harper con los Nacionales de Washington.

Por supuesto, la mejor noticia para los ansiosos fanáticos de los Filis es presenciar una batalla entre Hoskins y Harper, que haga recordar la que protagonizaron en 1961, Roger Maris y Mickey Mantle con aquellos Yanquis, conectando 61 y 54 jonrones y empujando 141 y 128 carreras. Una temporada hasta hoy irrepetible por una pareja.

Seria advertencia

El año pasado, persiguiendo una cuota de madurez y funcionando en un line-up como el de los Filis, con casi 100 carreras menos que el de los Nacionales, Hoskins disparó 34 jonrones, igual que Harper, con cantidad de juegos y veces al bate oficiales parecidas. La diferencia en empujadas fue de solo cuatro, logrando Harper su primer registro de 100 y alcanzando Hoskins 96; ambos conectaron 137 imparables, con Harper registrando tres puntos más en averasge 249 por 246…

Es obvio que al iniciarse la temporada, todas las miradas en Filadelfia van a ser para Harper, un fenómeno mediático, pero pronto, Hoskins —apenas un año menor que Harper— podría estar atrapando la atención de continuar su proyección hacia el estrellato retando a Harper como el bateador más destructivo en la alineación de los Filis.  

Un parque apropiado

Una ventaja significativa de Harper es que será colocado delante de Hoskins y detrás de un hiteador insistente como lo es Jean Segura, quien tomará mejores pitcheos con Harper y Hoskins a continuación en el line-up.

Agreguen que Harper siempre se sintió en casa bateando en el Citizens Bank Park construyendo mejores cifras que en otros estadios, y es que esa esquina del jardín derecho, es tan atractiva para el artillero, como lo fue la del viejo Yanqui Stadium para Babe  Ruth…

¿Encabezarán Harper y Hoskins las combinaciones ofensivas más tenebrosas para cualquier tirador? Quizás no lo consigan porque los Yanquis tienen a Judge y Stanton; Boston a Mookie Betts y J. D. Martínez; Colorado a Trevor Story y Nolan Arenado, ambos con mejores cifras en jonrones y empujadas que Harper y Hoskins en el 2018.