•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Justo en el momento en que debía confirmar su candidatura al puesto disponible en la rotación de los Yanquis de Nueva York tras la salida de Luis Severino por lesión, el prospecto nicaragüense Jonathan Loáisiga (1-1) registró su peor actuación en el actual Spring Training, al cargar con la derrota 9-5 ante los Cardenales de San Luis, equipo que en 2.1 episodios la produjo cuatro anotaciones y le deterioró su efectividad de 1.93 a 6.43, producto de registrar ahora cinco anotaciones limpias en siete episodios trabajados a lo largo de tres salidas, dos de las cuales como abridor. 

Su primera aparición en el escenario ante los Cardenales no pudo ser mejor, pues retiró en fila a los tres bateadores que enfrentó, luciendo preciso con sus disparos, agresivo con la zona de strike y soberbio en cuanto a la exhibición de sus recursos.

Abrió su presentación ponchando de forma consecutiva a Kolten Wong, un bateador de 250 puntos en el Spring Training, y a José Martínez, quien no la está pasando bien en estos entrenamientos primaverales. Luego cerró la primera entrada dominando en elevado al bosque derecho a Paul Goldschmidt, un artillero de .364 en promedio ofensivo en la pretemporada. 

Reacciona, luego cae

El segundo episodio inició mal para el nica, pero terminó de la mejor manera posible. Loáisiga fue sacudido por el primer bateador de la tanda, el jardinero Tyler O´Neill, quien conectó la pelota con tal fuerza, que la hizo viajar más allá de la barda del jardín derecho del George M. Steinbrenner Field, donde los Yanquis realizan su campamento de preparación de cara a la temporada regular. Atrás en el marcador, Jonathan no se amilanó, sino que se agigantó de tal manera que cerró el inning ponchando a Matt Wietters, Paul DeJong  y Rangel Ravelo, a este último tras haberle dado a base por bolas a Harrison Bader. 

Tras la reacción de los Yanquis en el cierre del segundo, dándole vuelta a la pizarra 3-1 gracias al jonrón con dos en bases de Austin Romine, el mánager Aaron Boone decidió mandarlo para la tercera vuelta y entonces el asunto cambio para mal. Comenzó extendiendo su dominio al dominar en batazo al pícher a Max Schrock, sin embargo, recibió dobletes una tras otro de Wong y Martínez que ajustaron la pizarra a 3-2; para luego darle pasaporte a Goldschmidt y ser retirado del montículo. 

En su lugar entró Joe Harvey, quien al ser descifrado con par de dobles, no pudo evitar que los corredores heredados por el nica anotaran y los Cardenales le dieran vuelta al marcador 5-3. Al final, el desafío registró una pizarra de 9-5.