•  |
  •  |
  • END

Mientras el Boxeo Profesional se roba los aplausos y la atención de todos en nuestro país, calladamente, a través de los años, el box aficionado ha sido el principal bastión para que haya pugilismo rentado en nuestro país.

Desplegando un esfuerzo titánico para mantener con vida este deporte, sobreviviendo al poco interés que tiene la empresa privada por ellos, la Federación Nicaragüense de Boxeo Aficionado se mueve.

No quieren ser víctimas del “caso omiso” de la mayoría, y con pocos recursos hacen el trabajo que muchos no pueden teniendo más chances y facilidades para lograrlo.

El Presidente de la Federación, Julio Miranda, recientemente envió un comunicado en que daba a conocer todos los logros y avances que obtuvo la Federación a lo largo de 2007.

Pese a las adversidades constantes, Miranda considera que se vencieron todos los obstáculos, y el reflejo de ese trabajo arduo que realizó la Federación estuvo en la Medalla de Bronce del peleador Orlando Rizo, durante los pasados Juegos Panamericanos que se realizaron en Brasil.

Rizo, un joven perteneciente al Ejército de Nicaragua, fue el gran protagonista de la más brillante historia en los Panamericanos para Nicaragua. Venció obstáculos y se encaminó a la ronda de medallas, terminando con un bronce que le dio orgullo a nuestro país.

Pero también lo grandioso de la Federación estuvo en la masificación que este deporte obtuvo durante el 2007.

El número llegó a 15 de las Asociaciones Departamentales Oficialmente Reconocidas, y, aparte de ello, se crearon innumerables escuelas de boxeo aficionado en lo más recóndito de nuestro país, como en Mulukukú, Esquipulas, La Dalia, Waspam, Tipitapa y Ciudad Sandino.

Fue también un año de capacitaciones constante de réferis y jueces. También se participó en eventos internacionales como el torneo Pre-Panamericano en Trinidad y Tobago, los II Juegos Deportivos del ALBA, el XIV Campeonato Centroamericano Masculino de Boxeo Aficionado, en los XV Juegos Deportivos Panamericanos en Brasil, y por primera vez en la historia, en un Mundial de Boxeo Aficionado en Chicago.

Así estuvo la Federación de Boxeo Aficionado este año. En medio de tantos obstáculos, siempre encontraron la fórmula para hacer el trabajo, así como también para desarrollar y masificar este deporte, sin el que no existieran los ocho Campeones del Mundo con los que Nicaragua ha contado en su historia.