•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Parecía fácil y tuvo cara de goleada en el primer tiempo que terminó 2-0 a favor del Barsa, pero el equipo de Valverde, silbando y danzando, llegando sin poder concretar, fue golpeado por el remate de derecha de Lucas Tousart en el minuto 60 recortando 2-1, amenazando la continuidad azulgrana en la Champions de conseguir otro tanto. Combatiendo la taquicardia, el Barsa se aferró un buen rato a ese 2-1, pero necesitado de quitarse el electrocardiograma, lo hizo con el gol de derecha de Messi en el 77 abriéndose paso y quebrando defensas, después de recibir de Busquets.

El 3-1 era el calmante requerido, y el Barsa, recuperando la normalidad en los latidos de su corazón, agregó los goles de Dembélé y Piqué recibiendo de Messi en proyección, sellando el 5-1. Messi fue víctima de atajada y quite del arquero Lopes en dos posibilidades de gol bien dibujadas, y le sacaron una pelota empujada en cámara lenta en el segundo tiempo. Todavía es dueño compartiendo, del récord de cinco goles en un juego de Champions.

 El delantero argentino del FC Barcelona Leo Messi celebra su segundo gol, y tercero del equipo ante el Olympique de Lyon. EFE/END

Penal a lo Panenka

El Barcelona entró caliente. Jordi por la izquierda, recibiendo de Messi en el minuto 2, buscó a Suárez quien entraba libre de marca pero el arquero Lopes se anticipó. Minuto y medio después, Messi culmina una excelente penetración azulgrana con un zurdazo potente hacia el costado derecho de Lopes, quien reaccionó estupendamente desviando el disparo. Apenas un rato después, en otra maniobra muy bien elaborada, Rakitic aprieta el gatillo con gran posibilidad pero la pelota zumba sobre el horizontal y el 0-0 se mantiene, mientras Moussa Dembelé realiza el primer intento del Lyon por encima de la cabaña de Ter Stegen. Es en el minuto 16, Jason Denayer barriéndose de costado, ve caer a Suárez en una jugada discutible, porque pudo ser falta del uruguayo, y el árbitro no titubea en señalar el punto de penal. Messi a lo Panenka, ejecuta y el Barsa se adelanta 1-0. 

Coutinho con el segundo

El accionar continúa sin variantes, con el equipo de Valverde determinando que hacer y como hacerlo, fabricando opciones, sobre todo por la izquierda con el entendimiento y las proyecciones de Jordi y Coutinho, las incursiones de Messi y la presencia amenazante de Suárez. El arquero Lopes evita mayor desequilibrio con una atajada a Suárez, y un corte providencial sobre entrega aérea de Busquets a Messi.

Un impacto de Coutinho entrando que aturdió peligrosamente a Lopes, detuvo el juego cinco minutos. Resistió el portero y continuó entre sospechas, antes del gol de Coutinho en la boca del horno aprovechando un gentil trazado de Suárez después de otra brillante maniobra. Con el 2-0 en contra, Lopes fue reemplazado por Gorgelin y la tropa azulgrana siguió prevaleciendo con tranquilidad, manejando las riendas.

Un cierre a lo Messi

Se creyó que todo estaba escrito, pero el gol de Tousart acercando al Lyon 2-1, provocó escalofríos. No pudo Busquets despejar con fuerza por arriba, y entregó la pelota dominada y rematada por Tousart, perforando a Ter Stegen.

 Leo Messi celebra su segundo gol. EFE/END

Inyectado de atrevimiento el equipo francés creció como amenaza mientras el Barsa perdía pelotas, entrando Dembelé por Coutinho y Vidal por Arthur.

La escapada de Messi, su lección de quiebres, y ese remate no potente de derecha que casi desvía Gorgelin, proporcionó el ansiado tercer gol en el minuto 77. Después, con el electrocardiograma desconectado, llegaron vía Messi, los goles de Dembélé y Piqué fijando el 5-1.