• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Seis de los ocho sobrevivientes en los octavos de la Champions, no quieren verse las caras con el Juventus de Cristiano ni con el Barcelona de Messi, dos jugadores bien acompañados, capaces de sacar con sus raptos de inspiración, partidos de las brasas.

El uno sembrador de pánico, el otro fabricante de magia…Sin embargo, un enfrentamiento entre ellos en cualquiera de las tres etapas pendientes, sería ideal para que el planeta detenga su girar, mientras millones se sienten cabalgando sobre una máxima expectación con sus corazones acelerados, mordiéndose las uñas…Sólo hay una final de Champions que ha visto ese duelo cumbre y es la de 2009, cuando el Barcelona de Messi, quien raramente marcó un gol de cabeza y fue seleccionado el jugador más sobresaliente, se impuso 2-0 al Manchester United de Cristiano, que defendía la corona.

Lionel Messi, el “Picasso” del Barcelona. EFE / END

La exigencia de ese “Monstruo” de millones de cabezas que es el público, es que se encuentren en esta Champions, no importa el momento.

Final anticipada

Con el PSG y el Real Madrid fuera de combate, y después de lo visto recientemente con Cristiano rescatando al Juventus y sepultando al Atlético de Madrid, y Messi jefeando al Barsa frente al Lyon francés, el duelo entre ellos sería considerado una final anticipada.

Se observa más compacto al equipo italiano, con un medio campo más funcional y una voracidad ofensiva mayor, ahora que Barnardershi ha mostrado su versatilidad, profundidad e incidencia, desequilibrando y que el aporte de Cancelo mejora día a día, con un Spinozzola firme en la contención y muy peligroso en las proyecciones…En el Barcelona, moviéndose entre luces y sombras, la lesión de Dembélé, lo coloca en duda para los cuartos, y estimula un poco ver nuevamente a Coutinho garantizando conexiones y manejando los espacios vacíos, en tanto Suárez, siempre un 9 pura sangre, es una amenaza permanente.

Pero del ombligo del show serían Cristiano y Messi, el demoledor y el artista, Aquiles y Picasso.

Diminio inglés

La presencia de cuatro equipos de la Liga Premier de Inglaterra en el sorteo de este viernes ocurre por tercera vez y recupera parte de la brillantez pérdida.

Virgil van Dijk (i) del Liverpool celebra tras anotar un gol este miércoles, durante un partido de octavos de final de la Liga de Campeones UEFA EFE/END

El Liverpool, reciente finalista, eliminó al legendario Bayern alemán, afectado por el envejecimiento de algunos pilares; el United provocó asombro sacando de pelea a uno de los grandes favoritos como lo era el Paris Saint German, de Mbapeé, en tanto el City exhibió su pegada y el Tottenham no dejó dudas contra el Dortmund con un global de 4-0 y el Manchester City de Guardiola, que sufrió en la primera batalla con el Schalke imponiéndose 3-2, le clavó siete goles en el segundo encuentro exhibiendo una superioridad aplastante…El Porto de Portugal, logró liquidar al Roma, y el Ajax holandés, joven e impetuoso, derribó al Real Madrid que había ganado tres Champions seguidas en un alarde de rendimiento, no visto desde la época de DiEstéfano. Ya veremos cómo quedarán los cruces este viernes.