• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Erasmo Ramírez no pudo escapar al vendaval que desplegaron los Yanquis de Nueva York, que este viernes vencieron 14-1 a los Medias Rojas de Boston en el Spring Training de Grandes Ligas.

De ese racimo de carreras, tres fueron a cuentas del lanzador pinolero, pero solo una de ellas fue limpia en su trabajo de dos entradas de tres hits, una base por bolas y un ponche. Erasmo dejó su efectividad en 6.30.

Los Yanquis no tuvieron piedad ante el picheo de Boston, golpeado con 14 imparables e igual número de anotaciones, ante siete lanzadores que utilizaron los Medias Rojas para resolver el partido.

Erasmo Ramírez. Archivo/END

Erasmo apareció en el montículo en la quinta entra ya con el marcador 10-0 a favor de los Yanquis, que siguieron cosechando carreras esta vez ante los envíos del pinolero.

En la quinta entrada el nica fue víctima de la mala suerte, luego de que Greg Bird llegara a primera por error del propio Erasmo, quien no pudo asistir a tiempo a inicial en busca del out, acto seguido Tyler Wade ligó sencillo al cuadro y luego Kyle Holder recibió boleto.

Su trabajo completo

Con las bases llenas Billy Burns dio una rola violeta que resolvió Erasmo para forzar el out en home, pero luego vino sencillo productor de Trey Amburgey, y aunque el pinolero logró dominar Matt Lipka en batazo complicado por la tercera base, que sirvió para forzar al corredor que iba a la antesala, no pudo evitar en la misma jugada una segunda anotación en su contra. Otro sencillo del bateador emergente Chris Gittens, propició la última anotación contra el derecho nicaragüense.

Erasmo Ramírez. Archivo/END

La sexta entrada fue más gratificante para Erasmo, al retirar a los tres bateadores que enfrentó, incluido un ponche a Gary Sánchez.

De esta forma Erasmo presenta en el Spring Training de Grandes Ligas, diez entradas laboradas, en seis partidos en los que ha tenido oportunidad de lanzar, soporta nueva carreras, de ellas siete limpias, permite 12 imparables, con una base por bolas y 12 ponches en su cuenta.