•  |
  •  |
  • END

El País, España

Sin grandes alardes pero con la certeza de saberse mejores, los Lakers sacaron adelante el quinto partido de la final de la Conferencia Oeste y dominan por 3-2 a Denver, amenazando con rematar hoy y asegurar su boleto a la final. Carmelo Anthony se quedó muy solo en el cuadrante ofensivo de los Nuggets, barridos en el interior de la zona por Pau Gasol, Lamar Odom y Andrew Bynum. La victoria por 103-94 se fraguó en el último tramo del encuentro.

Los Nuggets manejaron con relativa soltura la situación y entraron en la recta final del tercer cuarto con una ventaja de siete puntos, 66-73. A partir de ahí, los Lakers cambiaron por completo el partido, defendieron muchísimo mejor y dieron la vuelta por completo al marcador. El parcial en los últimos minutos del tercer cuarto y el inicio del cuarto fue de 21-3. Los Nuggets se pasaron los cuatro minutos del último cuarto sin anotar un solo punto y en los últimos instantes perdieron el concurso de Nene, su pívot, por faltas personales.

Los Lakers, escarmentados por el mal resultado en el cuarto partido disputado en Denver y en el que sólo Kobe Bryant y Pau Gasol alcanzaron un nivel aceptable, lograron esta vez repartir mucho más el juego. Odom jugó uno de sus mejores partidos en los playoffs y sumó 19 puntos, 14 rebotes y cuatro tapones. Bryant sólo lanzó dos veces a canasta en el primer cuarto y Pau Gasol llegó al descanso habiendo tirado sólo cuatro veces a canasta.