•   Lisboa, Portugal  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El hacker portugués Rui Pinto, principal fuente de los "Football Leaks" que revelaron la cara oculta del negocio del fútbol, aterrizó este jueves por la noche en Lisboa tras haber sido extraditado por Hungría a petición de la justicia lusa.

Rui Pinto aterrizó en el aeropuerto de la capital portuguesa a las 18h56 GMT a bordo del vuelo Budapest-Lisboa de la compañía portuguesa TAP, según las imágenes difundidas por las televisiones nacionales.

 Lea: FIFAgate: 4 años de cárcel para exjefe de fútbol de Brasil José Maria Marín

Unas horas antes, un portavoz de la fiscalía portuguesa había confirmado a la AFP que la llegada de Rui Pinto "está prevista hoy al anochecer".

A su llegada al aeropuerto de Lisboa, Rui Pinto debía ser trasladado a los locales de la policía judicial antes de ser presentado ante un juez de instrucción en un plazo inferior a 48 horas, que debería decidir si someter al afectado a control judicial.

 De interés: Blatter, animado a luchar contra su suspensión

Presentado por sus abogados como un "filtrador muy importante europeo" gracias al cual la justicia de varios países han abierto investigaciones sobre supuestas malversaciones en el fútbol, este autodidacta de 30 años está acusado por Portugal de intento de extorsión agravado y de robo de datos.

Portugal acusa a Rui Pinto de haber robado datos, incluso al propio Estado. Foto: AFP/END

Rui Pinto, residente en Budapest desde 2015, intentó oponerse a su extradición, pero la justicia húngara acabó aceptándola el pasado 14 de marzo.

 Además: Jurado del juicio FIFA recibe avalancha de cifras y supuestas pruebas de sobornos

Portugal acusa a Rui Pinto de haber robado datos, incluso al propio Estado, y sobre todo de intentar chantajear, previamente a sus revelaciones, al fondo de inversiones maltés Doyen, igualmente implicado en el fichaje de jugadores.

Rui Pinto podría enfrentarse a una pena de hasta 10 años de prisión.