•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jonathan Loáisiga enfrentará la tarde de hoy (4:35) a los Filis de Filadelfia con la misión de construir una sólida presentación que le permita contar con fuertes argumentos para reclamar un puesto en la rotación de los Yanquis de Nueva York.

Se trata de su última apertura en el Spring Training,  y dados sus números y la presión ejercida por Luis Cessa y Domingo Germán, en la que ha sido una feroz batalla por un lugar entre los abridores, lo ideal sería que cierre con un trabajo dominante que lo convierta en una potencial opción para el mánager Aaron Boone.

El nica viene de lanzarle tres episodios de solo un imparable y ninguna carrera a los Orioles de Baltimore, en una actuación que además de representar su segunda victoria de los entrenamientos primaverales, le permitió dejar atrás las dos salidas anteriores en las que admitió nuevas carreras en tan solo 4.1 episodios trabajados.

Al duelo contra los Filis, Loáisiga llega cargando una efectividad de 7.50 como resultado de permitir 10 anotaciones limpias en 12 entradas de labor, recorrido en el que le conectan 10 hits (2 HR), otorga siete bases por bolas y poncha a 11 rivales.  

El rival

En su última apertura de la primavera, el mejor prospecto del picheo de los Yanquis de Nueva York se enfrentará a unos Filis que ayer derrotaron 13-6 a los Azulejos de Toronto y que en sus filas cuentan con Bryce Harper, Andrew McCutchen, J.T. Realmuto, Jean Segura, entre otros bateadores que cuentan con un reconocido perfil de peligrosidad y que obligarán al nicaragüense a trabajar con sumo cuidado, si quiere forjar un trabajo de gran valor.

En la colina, el rival será Jerad Eickhoff, quien presenta una efectividad de 5.40 por recibir tres carreras limpias en cinco innings lanzados a lo largo de dos juegos, uno de ellos como abridor.

Flaquea Domingo Germán

Uno de los principales rivales de Jonathan en la lucha por un puesto en la rotación, Domingo Germán, quien estaba luciendo dominante en el Spring Training, cargó ayer con la derrota de los mulos ante los Cardenales de San Luis con pizarra de 11-3. El dominicano permitió tres cuadrangulares y cinco carreras limpias, con lo que su efectividad pasó de 1.54 a 4.11.