•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Con la mirada puesta en salir del bajón que los tiene en las últimos puestos del grupo A del Campeonato Germán Pomares Ordóñez, los Tiburones de Granada inscribieron oficialmente al ex jugador de Grandes Ligas Everth Cabrera, quien ha estado entrenando con el equipo desde hace varias semanas y aparentemente está listo para reaparecer en el beisbol nacional.

El conjunto granadino, al mando de Aníbal Vega, ha tenido un pésimo arranque en la temporada al sumar apenas tres victorias y nueve derrotas en cuatro series disputadas.

 Lea: Loáisiga enfrenta a los Filis en apertura clave

Ahora, de la mano de Everth, de quien esperan ejerza de líder en el dogout y esté en plenitud de condiciones físicas para que rinda al máximo, buscarán enderezar el rumbo, aunque este fin de semana les será muy complicado, pues se enfrentarán a los Leones de León, el conjunto con el mejor picheo de la competencia.

Cabrera debutará hoy, cuando los Tiburones visiten a los melenudos a partir de las 6:00 p.m. en el Estadio Héroes y Mártires de Septiembre.

Cabrera ya ha jugado con Granada en el Germán Pomares. Foto: Archivo/END

OTRA OPORTUNIDAD

El año pasado, Everth Cabrera tuvo un gran desempeño con los Leones de Yucatán en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), bateando con ellos .330 en el primer campeonato y .385 en el segundo. Esto le valió para que los Cañeros de los Mochis, de la competitiva Liga Mexicana del Pacífico (LMP), contrataran sus servicios. Sin embargo, luego de 30 partidos y un pobre average de .224, el nica fue dado de baja.

Desde entonces, poco o nada se conoció sobre su paradero, incluso, la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada (Feniba) intentó contactarlo para que formara parte de la selección que viajó a Brasil al Campeonato Pre panamericano, pero fue imposible. De pronto apareció en Granada y ahora se alista para debutar en la actual edición del Pomares, con el objetivo de volver a llamar la atención de algún equipo mexicano.

 De interés: Eddler Reyes, el novato chontaleño que busca ser el líder de efectividad del Germán Pomares

Cabrera jugó siete campañas en Grandes Ligas entre el 2009 y el 2015, acumulando al servicio de los padres de San Diego (seis temporadas) y de los Orioles de Baltimore (una temporada) un promedio ofensivo de 246 puntos con 132 carreras impulsadas y 12 jonrones, todo a lo largo de 510 juegos.

En el 2012 fue líder en bases robadas en la Liga Nacional con 44 estafas y en el 2013 fue invitado al Juego de Estrellas.

Elián Rayo tiene un pre acuerdo con los Gigantes de San Francisco. Foto: Archivo/END

ELIÁN A DEBUTAR

Pese a que a inicios de este mes apenas cumplió 16 años, el nombre de Elián Rayo no es una rareza para la afición nicaragüense, pues su destacada trayectoria en las selecciones nacionales infantiles lo han convertido en uno de los principales prospectos del beisbol nacional.

Ahora que ya tiene los 16 años cumplidos y que por lo tanto podrá tener cédula y aparecer en la planilla de pago de un equipo, los Indígenas de Matagalpa, que ocupan el quinto puesto del grupo A con récord de 6-6, decidieron inscribirlo para que este fin de semana debute en la serie contra el Frente Sur Rivas, el conjunto que con balance de 10-2 es líder del mismo sector.

 Además: Granada busca inspiración con Cabrera

Según se ha informado, Rayo tiene un pre acuerdo con la organización de Grandes Ligas Gigantes de San Francisco, con quienes concretaría su firma el próximo mes de julio.

HANSACK VA CON LA COSTA

El joven pelotero Tristan Hansack, hijo del ex lanzador de MLB Devern Hansack, fue dado de baja por la organización de los Nacionales de Washington, por lo que la Costa Caribe lo inscribió y este fin de semana podría debutar en el Germán Pomares.

Tristan Hansack es hijo del ex Grandes Ligas Devern Hansack. Foto: Archivo/END

Hansack viene de ser pieza clave de la selección nacional sub-18 que en Panamá ocupó el cuarto puesto del Campeonato Panamericano de la categoría y clasificó al Mundial de este año en Corea del Sur. Es un jardinero eficiente y un primer bate de mucha incidencia. Incluso, fue considerado en el equipo Todos Estrellas del torneo realizado entre noviembre y diciembre del año pasado.

El año pasado, en su única temporada con los Nacionales en la Liga de Verano de República Dominicana, promedió 211 puntos a la ofensiva, conectó 20 imparables, entre ellos un doble y tres triples, anotó 20 carreras y produjo cuatro, a la vez que negoció 13 bases por bolas y se ponchó 17 veces en 95 turnos al bate. Participó en 32 juegos.