• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Con Juan Carlos Ramírez en rehabilitación, Alex Blandino en la lista de lesionados y Erasmo Ramírez y Jonathan Loáisiga confirmados para iniciar la temporada en Ligas Menores; Cheslor Cuthbert grafica la última esperanza de comenzar la campaña de Grandes Ligas con al menos un nicaragüense activo, sin embargo, aunque el antesalista costeño ha hecho un gran trabajo ofensivo en el Spring Training, el panorama no pinta del todo alentador.

Si bien es cierto, Cheslor ha forjado cifras llamativas en esta primavera, los Royals han dado la impresión, desde hace buen tiempo, de tener armado su cuadro interior sin necesidad de incluir al nica, quien tiene entre los factores que adversan su escogencia para iniciar la temporada en el equipo grande, el hecho de no estar incluido en el roster de cuarenta.

De tal forma que a tres días de que se ponga en marcha la ronda regular del mejor beisbol del mundo, todo apunta a que Nicaragua no tendrá representante alguno en los rosters de los equipos de la MLB en el Día de Apertura, a menos que los Royals decidan darle una oportunidad a Cuthbert, lo cual no luce tan realista.

Encendido pero…

Si la vieja frase “el que batea tiene que jugar” fuera el principio que llevara a los Reales de Kansas City a la escogencia de sus peloteros estelares para este 2019, Cheslor tendría enormes posibilidades de quedarse en el “equipo grande”, pues antes del juego de ayer contra los Cazadores de Tormenta de Omaha, sucursal Triple A de la organización, presentaba un promedio de 375 puntos producto de 18 imparables en 48 turnos al bate, con siete carreras anotadas y seis remolques. Cifras que lo ubican entre los más activos del equipo.

Súmenle a esto que en 26 juegos solo se había ponchado seis veces y presentaba un promedio sobre las bases de 412 puntos. Eso sí, entre sus incogibles no hay triples ni jonrones, solo tres dobletes, una falta de bateo de poder que le ha impedido causar mayor impacto con su constante accionar ofensivo. Pese a esto, ha sobrevivido a los recortes y tiene la esperanza de quedar en el plantel oficial 2019, que entre hoy y mañana debería anunciar el timonel Ned Yost, de cara al duelo de Opening Day contra los Medias Blancas de Chicago este viernes.

Sin embargo, todo hace indicar que el cuadro interior de Kansas City será defendido por Ryan O’Hearn en la primera base, Whit Merrifield en la intermedia, Adalberto Mondesí en el short stop y Hunter Dozier en la antesala, con Chris Owings como el principal candidato para ser el utility del equipo. En este panorama parece no haber espacio para Cuthbert, quien bien puede actuar como defensor de la primera y tercera base. De tal manera que es bastante seguro que iniciará la temporada jugando en Ligas Menores, donde el objetivo será mantener el mismo ritmo ofensivo y convertirse en opción principal del equipo para cuando se abra algún espacio.