•  |
  •  |
  • END

Las últimas dos salidas de Juan Carlos Ramírez con el High Desert en Clase A, han sido de las mejores. De hacer envíos de hasta 98 millas hace una semana y manteniendo la velocidad entre 95 y 97, este jueves se trenzó en un duelazo de pitcheo en cinco episodios sin carreras con Corey Kluber, del Lake Elsinore, de los Padres.

Al igual que en su penúltima apertura le faltó respaldo al nica y tuvo que abandonar el juego sin tener la posibilidad de ganar. Ramírez dejó el score 0-0 en cinco innings, con cuatro bases, cuatro ponches y tres hits. Al final, el High Desert fue superado 1x0.

Aunque se mantuvo con balance de 3-1 y mejoró su efectividad a 4.44 (25 limpias en 50.2 entradas), la mejor noticia que recibió Juan Carlos de parte de la organización de los Marineros de Seattle, es que de seguir así en cualquier momento lo enviarán a Doble A, aprovechando las lesiones que han tenido en esa categoría.

Los planes con Ramírez son grandes, la mejor prueba es que cada vez que abre los scout más importantes de su organización y de otros equipos llegan a verlo para seguir de cerca su desempeño, pues lo consideran un material para subir pronto a Grandes Ligas.

Este 2009 para Juan Carlos es su cuarto año con los Marineros, razón por la que esta organización estará al final de la campaña obligada a protegerlo en el roster de los 40 jugadores de las Mayores.

De lo contrario, cualquier organización tendría la libertad de adquirirlo siempre que lo incluya en su roster de 40, pero todas las señales indican que Seattle no dudará en ejercer su derecho en Ramírez, pues en más de una ocasión han asegurado que el nica no es negociable bajo ningún término.