•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el aspecto mental, la convicción de victoria de los peleadores pinoleros es algo que llama la atención. Ese factor, sumado al entrenamiento realizado y el extra que siempre sale a flote cuando se pelea en casa, serán los puntos primordiales en los que se apoyará la Selección de Boxeo de Nicaragua, para buscar la mayor cantidad de boletos posibles en el Torneo Clasificatorio de los Juegos Panamericanos, que tendrá lugar en suelo pinolero del 2 al 11 de abril.

Retumban con fuerza la calidad de boxeadores que vendrán a la cita, con la presencia de campeones mundiales y olímpicos en varias de las 31 delegaciones visitantes. Sin importar la marcada diferencia entre los rivales que tendrán los pinoleros, el boxeo siempre ofrece la posibilidad de victoria a cualquiera de los dos bandos.

“Todos en el equipo hemos estado trabajando en conjunto, con buen ánimo para alcanzar esa clasificación”, detalló Osmar Bravo, uno de los peleadores de mayor experiencia en la tropa pinolera. 

“Yo me siento positivo y motivado, ya he estado en otros clasificatorios de este evento y me he quedado a las puertas, siento que este es el momento que he estado esperando para clasificar, la fiesta es en nuestra casa y esperamos el apoyo de la gente, pelear en casa te da un impulso extra. No importa el rival que me toque, sobre el ring ellos son iguales a mí”, destacó el bravo peleador nica.

El apoyo familiar

Keyling Casanova es otra de las atletas que tendrá un extra de fuerza en sus puños, al buscar uno de los cupos clasificatorios en casa, pues sus hijas y su mamá tendrán la oportunidad de apoyarla cada vez que suba al cuadrilátero que estará ubicado en el Polideportivo Alexis Argüello.

“Ya estamos en un estado febril, solo esperando la competencia, ya todos nos queremos subir al ring y representar a nuestra bandera, a nuestras familias. Tengo confianza en Dios y en mí misma de que sí puedo clasificar”, afirmó Keyling.

“Tengo un motor grande para este evento que es mi madre y mis dos hijas. Cuando estás en otros países tenés que pelear con barra ajena, pero en nuestra tierra vamos a tener a toda Nicaragua apoyándonos. En mi caso, saber que mi madre y mis dos niñas me estarán respaldando, eso será un factor de inspiración en cada combate”, agregó la boxeadora pinolera.