• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El dos veces campeón del mundo, Ricardo “El Matador” Mayorga (32-11-1, 26 nocauts), aterrizó la mañana de ayer en Guatemala, de cara al choque que sostendrá contra Lester Martínez, este sábado, en el que podría ser el último combate de su carrera a los 45 años de edad.

Mayorga, quien ganará 8 mil dólares por enfrentar al debutante Martínez, medallista de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe el año pasado, llega a este pleito solo con su nombre por delante. Boxísticamente “El Matador” está acabado desde hace varios años, no obstante, se empecinó en alargar su carrera por culpa de sus excesos fuera del ring, provocándole afectaciones económicas severas.

Pero increíblemente Mayorga todavía genera expectativa y más aún en un país como Guatemala, que tiene como deporte popular el futbol y no el boxeo. “El Matador” ha sido un boom mediático en la previa promocional, siendo invitado a los medios de comunicación televisivos más importantes del país y recibiendo espacio de hasta dos páginas completas en los periódicos.

No es favorito

Mayorga no cambia y mantiene el mismo discurso que lo catapultó al estrellato mediático. Ayer aterrizó en Guatemala y repitió que noqueará a Martínez en el primer asalto. Eso no ocurrirá, pero él sigue siendo fiel a su estilo bravucón.

Lester es favorito para imponerse por cualquiera de las vías, pues tiene ventajas en edad, calidad técnica y preparación física. Martínez entrenó en México junto a Ignacio “Nacho” Beristáin, uno de los más reconocidos entrenadores del mundo.

“El Matador”, como de costumbre, no se tomó en serio esta pelea. No entrenó de forma regular, aunque sí sorprende que logró mantenerse por debajo de las 170 libras, peso en el que se pactó el combate contra el chapín.

Además de Mayorga, a Guatemala llegó Alexander “Popeye” Mejía, quien defenderá su título Fedelatin 122 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) contra el mexicano José Daniel Rojas.