•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Uno se abre paso por la vida en busca del futuro, enviando señales sobre lo que puede llegar a ofrecer. Es lo que está haciendo el joven tirador derecho Jonathan Loáisiga desde la colina de los Yanquis de Nueva York.

Después de verlo en acción durante cuatro entradas, realizando 70 lanzamientos contra el bateo de los Tigres de Detroit, es natural preguntarnos, aún sin llegar a un diagnóstico preciso: ¿qué nos pareció?...Para muchos, un trayecto de 12 outs es corto, no para nuestra ansiedad por ensayar enfoques sobre su actual nivel de rendimiento.

Loáisiga podría  volver al  montículo el  9 de abril. Archivo/END

Las legiones de aficionados pinoleros estuvieron atentos a cada uno de sus envíos, entre ellos la bola rápida de 98 millas que paralizó a Miguel Cabrera en el primer inning y su repertorio de curvas moviéndose sin la obediencia que deseamos, con el agregado importante de la aplicación de cambios. 

Control descarrilado

Después de tres ceros con diferentes características, su picheo se desajustó en el cuarto episodio, llenando las bases por boletos sin poder evitar el elevado impulsador de Cristín Stewart que empató el juego 1-1.

El gran disparo de Aaron Judge buscando el out en el plato nos levantó de las butacas, pero Castellanos supo esquivar a Sánchez con una contorsión muscular apropiada y el marcador se equilibró.

Loáisiga podría  volver al  montículo el  9 de abril. Archivo/END

Obviando el robo de segunda de Candelario, el pinolero sacó el último out, ponchando a John Hicks con dos lanzamientos consecutivos de 95 millas…Consecuencia del excedente de trabajo y las dificultades con su control que podían atraparlo, el mánager Boone que lo vio realizar cuatro lanzamientos desviados consecutivos a Castellanos decidió retirarlo después de 4 entradas, 1 hit que fue el doble de Goodrum en el segundo, 1 carrera limpia, 4 ponches y 3 bases por bolas, dejando su efectividad en 2.25. 

Saliendo del hoyo

El primer inning fue autoritario. Vimos a un pícher inyectado de confianza, moviendo la pelota dentro de la zona de strike, ponchando a Harrison y Cabrera utilizando la velocidad y dominando a Castellanos, obligándolo a roletear.

El doble abridor de Nico Goodrum en el segundo, lo metió en el hoyo por vez primera. ¡Qué buen momento para mostrar cómo manejar una situación difícil! Y Jonathan lo hizo, eliminando a Castellanos después de abrirle con dos bolas, haciendo que Stewart elevara hacia la zona corta del bosque izquierdo.

Loáisiga podría  volver al  montículo el  9 de abril. Archivo/END

Goodrum solo amenazó con proyectarse hacia el plato, pero metió retroceso mientras el mal tiro de Frazier se le escapaba también al cácher Sánchez. Cerró puertas el nica a la posibilidad de los Tigres, sometiendo a Hicks con un picheo de quiebre, entregando un manso batazo al short.

La atrapada del juego

Que Judge decapitara el cuarto inning con esa atrapada contra la pared del jardín derecho, evitando un extrabases de Jordy Mercer tuvo un gran significado. Aún en obras finalmente maestras se necesita de ese tipo de ayuda.

El histórico perfecto de Larsen no hubiera sido posible sin las jugadas defensivas de Andy Carey y Mickey Mantle en 1956. Jonathan se sintió galvanizado y anuló a Beckham y Harrison con picheos de 95 millas.

Loáisiga podría  volver al  montículo el  9 de abril. Archivo/END

Consideremos que fue su primer trabajo. Hay ases como Corey Kluber que han sido bateados libremente dos veces en este inicio de temporada. El único hit en contra de Loáisiga fue un doblete bien colocado y otra conexión alteranervios, la de Mercer.

Con bases llenas y un out, no pudo impedir que Stewart consiguiera elevar hacia el bosque derecho, pero el daño quedó reducido a una carrera. ¿Y qué queremos? Verlo funcionando como Jacob de Grom. Calma. Apenas está comenzando a crecer. Quedan para el recuerdo los dos ponches a Miguel Cabrera. ¡Se vio desarmado el venezolano!