• Ciudad de Guatemala, Guatemala |
  • |
  • |
  • EFE

En el cuadrilátero, dos oponentes intercambian movimientos estudiados como en un partida de ajedrez. Con cautela. Con técnica. Atacando. Defendiendo. Lester Martínez, el joven guatemalteco que sorprendió derrotando al campeón olímpico Arlen López, prepara su debut como profesional ante "El Matador". Un hombre polémico fuera y dentro del ring al que Lester no teme pero respeta.

Ricardo Mayorga, un boxeador profesional nicaragüense y luchador de artes marciales, ha calentado el ambiente para la pelea de este sábado. Pero sus encendidas declaraciones -como "Lo voy a matar"- no perturban ni inquietan al joven guatemalteco, un atleta de 23 años medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

Lea: Ricardo Mayorga a Lester Martínez: “Voy a pelear con un gallo gallina”

"Mi debut será con Ricardo Mayorga, un excampeón mundial. Es un reto bastante grande, alguien de mucha experiencia", asegura Lester en una entrevista con Acan-Efe, donde prefiere no darle importancia a las palabras y sí a los hechos. A lo que pasa sobre el ring: "Yo siempre estoy tranquilo. Estoy seguro de lo que voy a hacer".

A principios de este año, después de muchas alegrías, llantos, sudores y combates, cumplió su sueño. Conmovido hasta las lágrimas anunciaba su salto al boxeo profesional después de firmar un contrato de cuatro años con la promotora Latin Arms Promotions. Algo con lo que soñaba hace mucho tiempo y que sabía que no podía "dejar pasar".

Lester Martínez, un atleta de 23 años medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla. Foto: Tomada del Facebook de Martínez

Su meta es "llegar a ser campeón mundial, mantener ese título y que nadie me lo pueda quitar". Atrás dejará lo que conoce. A su familia. Sus amigos. Sus costumbres. Sus orígenes en el pueblo petenero de San Benito, donde empezó como futbolista. "Hasta el perro se quedaría acá". Pero este sacrificio grande es parte de su sueño y un reto que quiere correr.

Incluso participar, si es posible, en los olímpicos de Tokio 2020. Lester, que saltó a la fama en 2012 cuando logró el subcampeonato en el Campeonato Mundial Juvenil de la AIBA en Armenia, deja abierta la puerta para retomar el Ciclo Olímpico. Según la AIBA, ya hay acuerdo para que los boxeadores profesionales puedan sumarse a la cita olímpica, tal y como sucedió en la edición de Río 2016.

De interés: Ricardo Mayorga se instala en Guatemala y promete noquear a Martínez

Este sigue siendo uno de sus anhelos. "Llegar a tener una medalla olímpica y mejor si es la de oro". Y no va por mal camino. Ya hizo historia el año pasado cuando en los juegos de Barranquilla derrotó al campeón olímpico de Río, el cubano Arlen López en -75kg. Tuvieron que pasar 68 años para que Guatemala se colgara una medalla de oro en esta disciplina.

En la misma en la que Lester encontró su futuro. "Una oportunidad de vida". Era intranquilo y "no hacía las cosas", y el deporte lo cambió y le dio disciplina. Ahora sabe que el impacto de cada golpe depende de la postura, la sincronización, la velocidad, la potencia y la técnica. Por eso practica y entrena cada día.

Mayorga dijo que noqueará a su rival en menos de tres minutos. Foto: Archivo/END

Dice que no se parece a nadie, que tiene su propio estilo. Aunque admite que uno de sus ídolos siempre ha sido el boxeador estadounidense Mike Tyson. "Era muy pesado, muy completo. Tenía aire, tenía fuerza, velocidad y era un máquina arriba del ring".

Pero tampoco olvida a Floyd Mayweather Jr. o los guatemaltecos Eddie Valenzuela, que clasificó para los Juegos Olímpicos de 2008 en peso mosca, y Mota Taracena, quien estuvo cerca de ganar una medalla olímpica pero los jueces le arrebataron el sueño.

Además: Mayorga dice en Guatemala que regresará caminando a Nicaragua, si no noquea a Martínez en 3 minutos

"Queremos no llegar a ser como ellos, queremos llegar a ser mejores que ellos", asegura, aunque le llena de "alegría" y de "mucha motivación" que le comparen con estas grandes figuras, porque a él, como a ellos, le gusta hablar poco antes de la pelea y demostrarlo sobre la lona.

Porque el golpe que no ves es el que te noqueará. Y hay que estar preparado. Incluso para ese instante en el que todo se paraliza alrededor del ring y se escucha la forma lenta y pausada de contar del árbitro. Uno. Dos. Tres. Cuatro. Así hasta diez. Lo más importante es escucharlo de pie sobre la lona.

Lester, indiferente y sereno, está listo para la cuenta atrás. Para ir paso a paso. El primer asalto será "El Matador". ¿Y el resultado? "En el boxeo todo puede ser hasta que suene la campana del último asalto. En el boxeo nada está escrito. Y sí tengo confianza en mí. Creo que sí vamos a ganar".