•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Selección de Boxeo de Nicaragua sobrepasó la meta prevista de cuatro boletos a los Juegos Panamericanos de Lima 2019, al apartar diez cupos en el Torneo Clasificatorio de dicho deporte que se realiza en el Polideportivo Alexis Argüello, aunque en el caso de  Kevin Vivas en la categoría de los 49 kilogramos necesita de una segunda victoria para evitar complicaciones.

Este lunes comienza el camino a las medallas en el Torneo Clasificatorio Panamericano de Boxeo, un segundo objetivo que buscan coronar los pinoleros, luego de aclarar su panorama en cuanto a los cupos clasificatorios.

Nicaragua consiguió boletos a Lima 2019 con Kathy Esquivel en la categoría de los 51 kilogramos femenina, en la misma rama tienen cupos Keylin Reyes (57), Scarleth Ojeda (60), Keyling Casanova (69) y Fredly Ramírez (75).

Entre los varones clasificaron Nilo Guerrero (56), Jimmy Brenes (69), Lester Espino (75) y Darwin Rodríguez (+91 KG). Todos lograron entrar entre el grupo de los ocho mejores de su división, puesto que le aseguraba el cupo a los Juegos Panamericanos.

El caso de Kevin Vivas

Con respecto a Kevin Vivas (49) también logró avanzar al grupo de los mejores ocho, pero en su caso debe ganar un segundo combate para evitar sorpresas, ya que en esta división, Perú presentó un representante.

Vale recordar que Perú, por ser sede de los Juegos Panamericanos, tiene derecho a siete cupos garantizados, de ellos, cinco en la rama masculina y dos en femenino. Los peruanos tienen 48 horas para oficializar en qué categorías optará por estos boletos.

“En teoría, Kevin Vivas está dentro de los ochos clasificados, pero para evitar cualquier sorpresa debe ganar un combate más, para subir al grupo de los siete mejores, por si Perú dice tomar en esta categoría uno de los cupos a los que tiene derecho”, manifestó Diógenes Cárdenas, presidente de la Federación Nicaragüense de Boxeo Aficionado (Feniboxa).

Nicaragua apuntaba a cuatro cupos para la cita en Lima, para igualar la cantidad de clasificados a los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Aunque Pedro Nieves, entrenador cubano de la escuadra nacional, había adelantado que se tenía la meta ambiciosa de alcanzar nueve cupos.