•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Albert Pujols tiene 39 años, en tanto, Ichiro Suzuki cumplió hace unos meses 45. En la temporada del 2001, cuando ambos debutaron en Las Mayores entre grandes expectativas, Pujols tenía 21 y el japonés 27. Ventaja de edad respecto al futuro para Pujols, y de experiencia acumulada por el recorrido en el beisbol de su país para Ichiro, convertido en figura cumbre. Así que no fue sorprendente que ambos, registrando temporadas espectaculares, conquistaran el reconocimiento de Novato del Año, con Suzuki yendo más allá, al obtener el título como Más Valioso encima de Jason Giambi y Brett Boone, mientras Pujols quedaba detrás de Barry Bonds en su campaña de 73 jonrones, y de Sammy Sosa, completando su tercer crecimiento, superando los 60 jonrones. Dos contaminados. Vale la pena recordar las cifras: Ichiro 242 hits, líder en robos con 56 y líder en bateo con 350 puntos; Pujols, 194 imparables, 37 jonrones, 130 empujadas, 329 puntos y 610 de slugging. Ambos respondieron a la advertencia de un futuro resplandeciente. Estaba escrito.

Ahora tras Willie Mays

La grandiosidad de cada uno tiene ciertas medidas diferentes entre muchas similitudes. Cifras en mano se puede considerar que Pujols está más cerca del tacto prodigioso de Ichiro, que este del punch demoledor del dominicano. El sábado, el veterano Pujols, con sus huesos crujiendo, disparó su primer jonrón de la temporada y el 634 de su carrera, y el domingo, con su cohete 3,090, saltó sobre los 3,089 de Ichiro, aunque con 294 turnos más, pese a las afectaciones por lesiones que ha sufrido en los últimos años. Ahora Pujols, después de superar los 609 estacazos de Sammy Sosa, los 612 de Jim Thome y los 630 de Ken Griffey, va en busca de Willie Mays, quien conectó 660 en su carrera…Cuando Pujols llegó a los Angelinos en diciembre de 2011 era el mejor bateador imaginable para una situación crucial. Cierto, había visto cortarse en 10 su racha de temporadas sobre 100 remolques y de 300 puntos desde su ruidoso debut en el 2001, pero de ninguna manera eso lo hizo sospechoso de entrar en declive. En este momento es obvio que se está deslizando.

Greene y Josh Hader

Los relevistas también han tomado el escenario en este arranque de temporada, y entre tantos, los reflectores van hacia Shane Greene de los Tigres y Josh Hader de los Cerveceros, quienes registran 7 y 5 salvamentos, respectivamente, con 0.00 en efectividad. Los Tigres fueron vaticinados sin la menor oportunidad de salir del hoyo en este 2019, pero han iniciado con el pie en el acelerador, provocando asombro, logrando 7 triunfos, todos garantizados por el picheo de cierre de Green, quien ha trabajado una entrada en cada juego victorioso, permitiendo solo dos hits, ponchando a 6 y cediendo un boleto, haciendo brillar el 0.00 en carreras limpias.

Difícilmente los Tigres van a sostener ese ritmo, y naturalmente, las oportunidades favorables para que Green estire su rendimiento van a decrecer; en tanto, Hader, un violento tirador de afinada puntería, ha impactado con 13 ponches en siete innings y dos tercios, cediendo solo un hit y otorgando una base por bolas, mostrando igual que Green 0.00 en efectividad. El rey del rescate en el 2018, Edwin Díaz con 57, lleva 4 con su nuevo equipo, los Mets de Nueva York.