•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Tiene una buena bola rápida. Su recta de cuatro costuras es obediente y efectiva, sabe moverla con confianza; está aprendiendo a utilizar el cambio de velocidad que es de tanta utilidad, dispone de esa curva y es valiente”, dijo Dennis Martínez en una de las declaraciones que mejor grafican el potencial de Jonathan Loáisiga, quien deberá utilizar con inteligencia todo ese material del que dispone para poder hacerle frente a la feroz artillería de los Astros de Houston, a quienes visitará esta noche en busca de su primera victoria de 2019, pero sobre todo de una actuación que supere su anterior salida ante los Tigres de Detroit  y lo perfile como un tirador listo para mayores desafíos.

El pasado 3 de abril, Jonathan completó una faena de cuatro episodios, en los que permitió un imparable, consintió una carrera limpia, otorgó tres bases por bolas y propinó cuatro ponches, entre ellos, dos al histórico venezolano Miguel Cabrera.

El nica lució muy dominante en las primeras tres entradas, pero extrañamente se descontroló en la cuarta y eso opacó su trabajo. Para hoy, su talento será puesto a prueba ante un equipo al que no ha enfrentado en su incipiente carrera y que representa mucho riesgo por el nivel de sus bateadores, capaces de descifrar al mejor de los pícheres. Por lo tanto, Loáisiga  deberá tener sumo cuidado frente a un rival que puede ser tan dañino, pues buscando un triunfo podría encontrarse con una presentación lejos de sus pretensiones. 

2 victorias sin derrotas es el récord del tirador nicaragüense desde la temporada anterior.  Archivo/END

Rival de riesgo

Antes de iniciar serie con los Yanquis, la noche de ayer, los Astros ocupaban el octavo puesto entre los 30 equipos de las Grandes Ligas con un promedio ofensivo de 264 puntos, el séptimo en hits conectados con 87, el decimoctavo en carreras impulsadas con 33 y el décimo en cuadrangulares con 12. Quizá no sean números abrumadores como los que presentan novenas como los Marineros y los Dodgers, sin embargo, el hecho de contar con artilleros de la medida de José Altuve, Carlos Correa, Alex Bregman, Yulieskis Gourriel y George Springer, los últimos tres bateando por encima de los 300 puntos, hace de los Astros un rival de riesgo, el menor de los parpadeos puede significar una debacle. Por ejemplo, un momento de descontrol como el que sufrió ante los Tigres, el nicaragüense podría pagarlo caro frente a Houston. 

Además de tener que lidiar con una ofensiva que mete miedo, Loáisiga tendrá que hacerlo con el derecho Gerrit Cole, el abridor de los Astros que hasta es considerado un candidato al premio Cy Young. Si bien es cierto, Cole ha perdido sus dos primeras aperturas de la campaña, hay que poner en evidencia que no ha sido por su culpa, sino por la falta de respaldo ofensivo. El tirador californiano tiene dos salidas de calidad (tres carreras o menos en seis innings) y su efectividad es de 3.00, con el agregado de 19 ponches en 12 episodios lanzados. Así que en la colina el diestro pinolero también tendrá que librar una fiera batalla para salir airoso.

2.25  Es la efectividad de Jonathan Loáisiga en una apertura este 2019. Archivo/END

Buena noticia

De cara a este desafío de gran exigencia, Loáisiga ha recibido la buena noticia del crecimiento ofensivo mostrado por los Yanquis en sus últimos juegos, por lo que no debe sentirse solo en medio de la guerra. Debe confiar en que contará con el respaldo de una artillería que permanece entre las 10 mejores en los principales departamentos ofensivos, y que de la mano del receptor Gary Sánchez y del gigante Aaron Judge viene de barrer a los Orioles de Baltimore produciendo 29 carreras en tres juegos. Pero no solo en Sánchez  y Judge radica el poderío de los Yanquis, sino también en DJ LeMahieu y el joven Gleyber Torres, los dos de gran accionar en lo que va de la campaña.

Jonathan Loáisiga realizará la sexta apertura de su carrera y puede hacerlo jactándose de buenos números como abridor. Su récord es de 2-0 con una efectividad de 2.86, la cual es resultado de admitir siete carreras limpias en 22 episodios lanzados, recorrido en el que ha ponchado a 25 rivales.