•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Otra vez se le oscurece a Pep Guardiola su avance en la Champions. Le pasó con el Bayern alemán y le está ocurriendo con el City inglés. La derrota por 1-0 frente al siempre incómodo Tottenham, un equipo agresivo que cuenta con Ericksen, Alli, Son y Kane deja herido al líder de la Premier y con la exigencia de realizar en casa, algo parecido a lo que hizo el Juventus con el Atlético. Pero Guardiola, que manejando al Barsa contaba con Messi, no tiene un Cristiano para sacarlo de las dificultades. Al mismo tiempo, el Liverpool hizo valer su punch con goles de Naby Keita en el minuto 5 y de Roberto Firmino a los 25, sometiendo al Oporto que no marcó, pese a disponer de oportunidades, incluyendo tres de Marenga. El equipo inglés vio malograr un gol a Salah, entrando por el centro y fue afectado por la anulación de otro.

Agüero falla penal

Lo del City en las Champions es dramático. Su más reciente frustración la sufrió el año pasado, al ser eliminado por el Liverpool también en cuartos, y en este 2019 se encuentra en serias complicaciones, mientras los seguidores del equipo y los analistas se preguntan ¿por qué mantuvo en el banco a Sané y DeBruyne, dos pilares de gran significado en el funcionamiento del equipo, introduciéndolos en el minuto 89, para jugar el alargue de 6 minutos? poco tiempo para ser incidentes frente a un adversario muy bien plantado para resistir cualquier tipo de embestidas. Fue clave la atajada del arquero Lloris sobre el penal ejecutado por el Kun Agüero en el minuto 12, que hubiera adelantado al City…El gol del Tottenham fue logrado por el coreano Son, en el minuto 77, producto de una llamativa maniobra personal en el fondo por la derecha junto a la cabaña de Ederson. Una pérdida del Tottenham fue la de Harry Kane, lesionado.

El Loverpool golpea

Un desvío del defensor Torres dejó sin chance a Iker Casillas y el disparo de Keita se elevó caprichosamente y entró en el ángulo superior izquierdo del arquero para el 1–0 en apenas 5 minutos y 20 más tarde, el brasileño Firmino entró a rematar a quemarropa para tomar esa ventaja de 2-0, que garantizó la victoria del equipo inglés Liverpool, sin registrarse más movimientos en la pizarra…Sin colocar a un lado su evidente inferioridad, el Oporto portugués mostró algunos atrevimientos, pero sin concretar, con el portero Allison interviniendo acertadamente frente a las exigencias que necesitó resolver…Un gol anulado y la falla de Salah con todo la defensa del Oporto atrás, evitó que las cifras se ampliaran.

Aunque el Oporto fue capaz de arrebatarle en octavos el boleto a la Roma, en esta ocasión contra el Liverpool en cuartos, el grado de dificultad es mayor. Así que no se espera un giro brusco.