•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Chelsea, igual que el Liverpool, condenó este jueves toda forma de racismo tras la amplia difusión en redes sociales, coincidiendo con un partido de los 'Blues' en la Europa League contra el Slavia de Praga, de un vídeo de aficionados profiriendo cánticos racistas contra el atacante egipcio de los 'Reds' Mohamed Salah.

En el vídeo se puede ver a varios aficionados, simpatizantes del Chelsea según la prensa británica, cantando "Salah pone bombas" en un bar, algo que el Liverpool considera "peligroso", según un comunicado del equipo que es líder de la Premier League.

 Lea: Brasil sigue a la expectativa de la salud de Pelé

"Ese comportamiento debe ser considerado lo que es: puro sectarismo", añade el club de Anfield, que señaló que se ha puesto en contacto con el Chelsea y con la policía "para identificar a los individuos" que aparecen en el vídeo.

En el vídeo se puede ver a varios aficionados, simpatizantes del Chelsea según la prensa británica, cantando Salah pone bombas. Foto: AFP/END

El Chelsea, sin mencionar directamente el vídeo, publicó este jueves otro comunicado en el que recuerda que la entidad "encuentra horrible toda forma de comportamiento discriminatorio".

 De interés: Harry Kane tiene una "seria lesión de ligamentos" en un tobillo

El equipo londinense, que ganó 1-0 en la República Checa al Slavia de Praga, anunció que "tomará las medidas más severas" contra cualquier responsable de incidentes racistas, si se demuestra que son "miembros" o "abonados" de su club.

En el vídeo se puede ver a varios aficionados, simpatizantes del Chelsea según la prensa británica, cantando Salah pone bombas. Foto: AFP/END

Según la prensa británica, tres aficinados de los Blues fueron vetados de acceso al estadio del Slavia Praga-Chelsea, este jueves en cuartos de final de la Europa League, en relación al vídeo, que fue difundido especialmente en las redes sociales.

 Además: Ocho partidos de suspensión a Diego Costa por expulsión ante el Barsa

El entrenador del Chelsea, Maurizio Sarri, celebró la "decisión muy fuerte" tomada por su club, precisando que no había visto el vídeo.

Liverpool y Chelsea se enfrentan el domingo en Anfield, en un partido de la Premier League, donde son primero y tercero respectivamente.