•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cumpliendo con los pronósticos, Alexander “Supernova” Espinoza no tuvo problemas para derrotar a Martín “El Gato” Díaz por decisión unánime, en la pelea semiestelar del evento que montó Búfalo Boxing en Ciudad Sandino, donde también triunfó el local Yader Cardoza, imponiéndose al batallador Alexander Taylor.

Espinoza dijo el viernes en la ceremonia de pesaje que si salía bien librado del compromiso con Díaz, el siguiente paso sería buscar una pelea en el extranjero, posiblemente en Japón, donde su grupo de apoderados está realizando las gestiones necesarias para que enfrente a un ranqueado mundial y continúe su proyección en busca de una oportunidad de campeonato del mundo.

El resultado del sábado contra Díaz dejó al “Supernova” con un récord de 18 victorias (8 nocauts) y solamente un descalabro. “El Gato” desmejoró a 9 derrotas, estancándose en 15 triunfos y un empate. A pesar de las concesiones que Alexander le dio a Díaz, quien no marcó el peso, eso no influyó en lo absoluto en el desempeño de ambos en el ring. Espinoza fue superior de principio a fin.

Cardoza lució bien

Si no se hubiera llegado a un acuerdo entre peleadores y tampoco se hubiera contado con el visto bueno de la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop), Yader Cardoza no hubiese tenido la oportunidad de derrotar a Alexander Taylor. Afortunadamente para Cardoza, su irresponsabilidad en la báscula pudo maquillarla un poco con la tremenda exhibición que dio sobre el ring.

Cardoza lució fuerte, conectando golpes de mucha contundencia contra Taylor. Ejecutó de manera excelsa la mano izquierda en forma de gancho y cruzado, a tal punto que mandó a la lona a Taylor en el primer asalto, una caída que el tercer hombre del ring, Ramón González, no validó porque la consideró producto de un resbalón.

Cuota de boxeadores nicas clasificados a Lima 2019 podría ser menor

Sin embargo, el nocaut llegó en el tercer asalto. Un vendaval de golpes al rostro enviaron a la lona a Taylor por segunda vez en el pleito. Logró levantarse, no obstante, su entrenador Sergio Quintana detuvo las acciones. El adiestrador consideró que no era necesario ver a su pupilo soportando más castigo.