•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Sin noticias claras sobre su futuro, Cristofer González se mantiene entrenando, a la expectativa de cualquier oportunidad que pueda surgir en los meses venideros.

No hay certeza sobre lo que viene para su carrera, pero sí está claro su propio objetivo: recuperar la corona de las 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que le arrebató a finales de 2018 el inglés Charly Edwards.

“No tengo noticias nuevas sobre mi próximo combate, con quien he estado en contacto es con don William Ramírez, quien es mi apoderado, pero no tiene nada nuevo sobre una pelea cercana. Mi apoderado solo me dice que siga entrenando y que esté listo para cuando surja la oportunidad de pelear”, aseguró Cristofer.

Por el momento, Cristofer comenta que no ha dejado de asistir al gimnasio, aunque no es en el Roger Deshón, donde se le puede encontrar de forma regular.

“No estoy llegando al gimnasio Roger Deshón, estoy entrenando aparte, en un gimnasio privado que está camino hacia El Crucero. Yo decidí asistir a ese gimnasio porque por el momento quiero estar algo apartado. Pero sí voy a tener que regresar al Roger Deshón, porque necesitamos guantear”, apuntó Cristofer.

“No estoy preocupado”

Tras la derrota sufrida a manos de Charly Edwards, se esperaba que la revancha contra el peleador pinolero no tomara tanto tiempo por un supuesto acuerdo establecido para que ese choque se diera sin mayores retrasos.

Edwards recién defendió su corona ante Ángel Moreno en marzo de este año, además se menciona que el mexicano Julio César Martínez estaría retando al inglés por la corona, lo que obligaría al peleador nica a buscar otras opciones, pero sin nada seguro en el horizonte.

“No estoy preocupado por la inactividad. Todo se tiene que dar a su tiempo. Claro que yo quisiera que me dijeran que la revancha va y que ya hay fecha, porque eso me motivaría más a entrenar, pero tengo que tener paciencia, pues apresurar las cosas no es bueno”, aseguró Cristofer.

“La motivación de volver a ser campeón todavía está en mí, más ahora que tengo un niño de 3 meses, así que me siento obligado a volver a recuperar mi título”, concluyó.