•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Quién iba a dudar del picheo abridor de los Medias Rojas de Boston al momento de levantarse el telón en Las Mayores? Una absurdidad, diría Camus viendo a dos ganadores del Cy Young como David Price y Rick Porcello, acompañados de un permanente aspirante a pícher del año en la Liga Americana, el temido zurdo, Chris Sale, el derecho Nathan Eovaldi quien lució tan impresionante en la postemporada abriendo y relevando, Eduardo Rodríguez, un zurdo de 13-5 con 3.82 en efectividad, y como “emergente” Héctor, quien en el 2018 ganó 7 y perdió 2. Aún sin retener a su “as” de los remates Craig Kimbrel, el equipo ganador de la Serie Mundial disponía de un enorme soporte monticular.

Es decir, eso creíamos, pero su registro negativo de 6-11 con tendencia al fondo del barril solo se explica por el derrumbe de sus brazos considerados estelares.

Lo fatal en cifras

Ayer, después de ver perder a Héctor Velásquez su primer juego sin victorias en su sexta aparición con dos inicios, revisar las cifras de la rotación de Boston hacía sentir a Alex Cora como Napoleón saliendo de Moscú, con su ejército deshilachado…

Chris Sale y Rick Porcello con 0-3 y promedios tenebrosos de 9.00 y 11.12 en carreras limpias. ¿Qué es eso?...Eovaldi sin decisión en tres aperturas mostrando 8.40 en efectividad atravesando 15 entradas, en tanto, Eduardo Rodríguez con balance de 1-2 y casi 8 carreras permitidas por cada nueve episodios.

Solo David Price ha enviado señales estimulantes con sus siete ceros dibujados el domingo a los Orioles y un porcentaje de 3.79 en 19 entradas con 20 ponches…No hay alarma por uno o dos brazos flojos en el arranque de temporada, pero ver que todos flaquean y ninguno es confiable obliga a rascarse frenéticamente la cabeza.

También sin pólvora

En el bullpen, Ryan Brasier ha respondido con tres rescates y 1.17 en efectividad, y el otro salvamento es de Matt Barnes, con 1.42 de promedio. Pero el bullpen necesita más profundidad…

El problema de Boston se extiende al drástico recorte de su capacidad de agresión, tan fácilmente visible en el 2018. El mejor bateador en producción es Mitch Moreland con 5 jonrones y 12 empujadas, con J. D. Martínez registrando .344 puntos y Xander Bogaerts .304.

Pero Mookie Betts se encuentra en .222 puntos, Dustin Pedroia en .105, Steve Pearce en .125 y Devers en .254. Sin brazos y sin pólvora, los Medias Rojas son un equipo irreconocible…Menos mal, piensan en Boston, que esto apenas comienza y que hay tiempo suficiente para enderezar el rumbo, sin embargo, hay que apurarse. Un banderín se pierde por un juego de distancia.