•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En los deportes, el miedo a la derrota es siempre terrible, sobre todo cuando eres considerado favorito y sientes que tambaleas aguijoneado por la incertidumbre, tal es el caso del Juventus frente al Ajax y del Barcelona contra el United, hoy en los cuartos de final de la Champions.

La ventaja de 1-0 conseguida difícilmente por el Barcelona sobre el Manchester en Old Trafford, consecuencia de un autogol de Shaw, sin quitarle mérito a la precisa entrega de Messi para el cabezazo de Luis Suárez, que no de ser por el desvío del defensa, pudo cabecear Coutinho en el área pequeña, no es tranquilizante, aún jugando el retorno en el Nou Camp.

El United fue capaz de voltearle un 0-2 al poderoso PSG y eliminarlo en octavos con ese 3-1, en tanto, el Ajax fue más allá de la ficción, goleando en el Bernabéu 4-1 al campeón defensor, el Real Madrid, después de una injusta derrota por 1-2 en Ámsterdam.

Ni el PSG, ni el Real Madrid entraron a los duelos de revancha con el menor temor, pero hoy, el Barcelona y el Juventus, salvado de un revés frente al Ajax por el cabezazo brutal de Cristiano, se meterán a las brasas con sus barbas en remojo.

El United, a fajarse

Fue extraño ver al United en su casa, refugiado en los rincones de la cancha, sin atreverse a asumir la iniciativa, cediéndole el balón y los espacios al equipo azulgrana, más preocupados los ingleses en evitar que les anotaran, que en hacerse sentir buscando marcar.

Se pensó que galvanizado por la victoria en París con un futbol agresivo, el United sería lo necesariamente atrevido contra el Barsa, pero en lugar de eso, decidió esconderse, pese a que Messi no consiguió brillar con la intensidad que acostumbra…

Quizás el United se sintió reducido por el accionar efectivo de Piqué, mientras el Barcelona disponía de mejores posibilidades frente a la cabaña de David DeGea, aunque solo pudo materializar una y con ayuda de alguien con otro uniforme…

El fantasma de aquella eliminación increíble frente a la Roma vuelve a flotar encima del equipo azulgrana y Ter Stegen advierte: el 1-0 es un resultado peligroso, tenemos que ir encima, lo más pronto posible evitando cambiar golpes. El temor de volver a ser víctima de una zancadilla del destino no desvanece el favoritismo del Barsa, que tiene a Messi.

La osadía del Ajax

Sería más dramático que inadmisible, ver al Juventus eliminado en cuartos con el explosivo agregado de Cristiano Ronaldo. Uno piensa ¡Oh no, eso no puede ocurrir! Pero ¿Qué va a decir hoy en Turín este Ajax que parece no temerle a ningún rival, y que viene de “decapitar” al Real Madrid?...

El recuerdo reciente, todavía echando humo, es que contra el Juventus en el 1-1, el Ajax tuvo 19 oportunidades por 7 del equipo italiano, con ventaja del 20 por ciento en posesión…Se espera que tratando de imponer su mayoría de edad, el Juventus salga a volcarse para agrietar la defensa holandesa, pero hay que pasar entre un medio campo poblado y jefeado por DeJong.

El duelo se presenta muy interesante porque para evitar contratiempos, el Juventus va a buscar como imponerse porque cualquier empate con más de un gol lo condena, y el Ajax fue capaz de un 3-3 con el Bayern en la fase de grupos. A diferencia del Real Madrid, el crecimiento del Juventus en casa, quedó demostrado con el 3-0 al Atlético, uno de los equipos de más firme defensa en el planeta. Debe ser un partido para mirarlo con los cinturones puestos, pendientes de cada proyección de Cristiano.