•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Alberto Mendieta, en la categoría de los 67 kilogramos y estilo grecorromano, y Erick Romero, en los 65 kilogramos y estilo libre, serán los dos nicaragüenses que estarán en el Clasificatorio Panamericano de Lucha Olímpica que tendrá lugar en Buenos Aires, Argentina, del 18 al 21 de abril.

La cita reunirá a luchadores de 26 naciones, los que buscarán uno de los ocho cupos clasificatorios a los Juegos Panamericanos, que ofrecen cada una de las 10 categorías en las modalidades grecorromano y libre varones y libre femenino.

“Tenemos muchas esperanzas en estos atletas. Lamentablemente no pudimos enviar más por falta de presupuesto”, apuntó Ardeshir Zack Asgari, presidente de la Federación Nicaragüense de Lucha Aficionada (Fenila).

Erick Romero (derecha) buscará cupo a Lima 2019 en el estilo libre. Carlos Montealto/END

“Sabemos que será un torneo muy fuerte, pero hay buenas posibilidades de clasificar, porque cada categoría ofrece ocho cupos. Eso quiere decir que nuestros atletas deben por lo menos ganar dos combates para clasificar”, agregó el presidente de la Fenila.

Mendieta, el más experimentado

Alberto Mendieta destaca en la pequeña delegación como el atleta más experimentado. En Argentina, buscará concretar una segunda actuación en Juegos Panamericanos tras su presentación en la edición del 2015 en Toronto, Canadá.

“Tengo un 70% de posibilidades de clasificar por la experiencia que he acumulado todos estos años”, señaló Mendieta, quien cuenta además con participaciones en dos Juegos Centroamericanos y del Caribe: en Mayagüez 2010 y Barranquilla 2018.

“Pero no será fácil, sobre todo, por la calidad de luchadores que estarán en el clasificatorio. Algunos son campeones mundiales y olímpicos”, agregó el atleta pinolero.

Mendieta y Romero estuvieron entre los atletas más destacados en el Campeonato Nacional de Lucha, evento que fue tomado como parámetro para definir a los representantes nacionales para el clasificatorio en Argentina.

Por otro lado, del 24 al 28 de abril, el judo pinolero viajará a Lima, Perú, en busca de garantizar su presencia en los Juegos Panamericanos.