•  |
  •  |

Después de sufrir un claro revés en su primer chance por título contra el monarca de la OMB, Donnie Nietes, el mexicano Erick Ramírez está convencido que esta vez se saldrá con la suya cuando se enfrente este 13 de junio al campeón interino del CMB, Juan Palacios.
Ramírez asegura que la experiencia que le dejó el combate con el filipino, Nietes, el 28 de febrero de este año en Oaxaca, le sirvió de mucho para reconocer los errores que estaba cometiendo y para tener un gran desempeño en el ring para derrotar al nica.
“El resultado contra Nietes no fue el que esperábamos, nos faltaron cuestiones técnicas, no es excusa, el filipino me ganó bien”, apuntó.
“Esa derrota me dejó mucha experiencia, me miré todos mis errores, y ya trabajé para llegar más fuerte”, agregó Erick Ramírez.
“Ahora me veo como campeón, que digan mi nombre y me proclamen nuevo campeón mundial; claro que se puede, ahora hay que reflejarlo esa noche sobre el ring”, dijo.
Para este encuentro dirigió su preparación a cuestiones técnicas y mejora su boxeo sobre piernas. Su promotor Ignacio Huízar, quien se dice un fiel creyente de Ramírez, explicó que su promovido no debe fajarse, sino boxear porque Palacios no es un fajador.  
Ramírez, que luce 26 victorias, 19 por nocaut, seis derrotas y un empate, aseguró que tiene estudiado a su rival, por lo que compartió parte de la estrategia que empleará con el propósito de salir con el puño en alto.
“Ya chequeé algunos videos de Palacios, ha enfrentado a buenos peleadores y creo que estamos en igualdad de condiciones. Debo estar bien concentrado desde el comienzo, que no me pase lo de otras peleas que subo muy frío, a veces me gana el corazón; sé que debo ser más inteligente, boxearlo y contragolpearlo con rapidez para lograr mi sueño”, sentenció.