•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Carles Aleñá y Luis Suárez empujaron al Barcelona hacia un triunfo ante el Deportivo Alavés por 0-2 que abre la vía hacia el título de LaLiga Santander.

Una derrota del Atlético de Madrid hoy ante el Valencia daría el título al Barcelona. Si el Atlético empata o gana, los azulgranas serían campeones si ganan al Levante el próximo sábado, sin depender de nadie.

El Barcelona, que comenzó con su líder argentino Leo Messi en el banquillo, se hizo con el balón desde los primeros segundos del duelo y en el minuto 5 tuvo una doble ocasión, como consecuencia de la presión que hacía cada vez que perdía el balón.

El monólogo de los hombres de Ernesto Valverde apenas culminaba con remates, excepto los que intentaban los azulgranas desde fuera del área, ante la oposición de una defensa de cinco, bien plantada, que obligaba a filtrar muchos pases a los medios del Barsa, que se perdían por línea de fondo.

El Barcelona creaba más peligro con las recuperaciones de balón y las transiciones con velocidad, mientras que el Alavés intentaba aprovechar las pocas ocasiones que tenía, apostando a su mejor arma en este curso, el balón parado.

Llegan los goles

En la segunda mitad, el Barcelona volvió por sus fueros y consiguió derribar el muro albiazul en el minuto 54, con una buena jugada conducida por Sergi Roberto que cedió a Luis Suárez y este lo dejó pasar para que lo recogiera Carles Aleñá y batiera al portero alavesista.

Los de Ernesto Valverde sentenciaron el duelo en pocos minutos, pues en el 59, el delantero uruguayo hizo el segundo desde el punto penalti después de que el árbitro Cordero Vega señalara los 11 metros, tras consultar el monitor del VAR, que detectó una mano de Tomás Pina en el área local, tras el saque de una falta.

En la recta final y con todo decidido, el Barcelona bajó las revoluciones, aunque no se salió un ápice del guion. Arturo Vidal  y Leo Messi tuvieron el 0-3, pero no acertaron con sus disparos.