• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Winston Guerrero, el joven boxeador con un talento impresionante, cambió de parecer y ahora dice no tener interés en una revancha con Kevin Traña, salvo que exista un cinturón regional de cualquier organismo en juego. “Si vuelvo a pelear con él será por un título importante”, dijo Guerrero, quien reaparecerá en el ring enfrentando a Harvy Calero, este viernes en el evento de Nica Boxing, en el gimnasio Nicarao.

“A Traña ya le gané, pasé esa prueba y vienen mejores rivales”, añadió Guerrero. Traña perdió ante Winston a inicios de este año en una polémica decisión dividida, en lo que ha sido hasta este momento el mejor combate del 2019. Desde cierta perspectiva, la postura de Guerrero se entiende. De hecho, se le pueden dar varias lecturas a sus palabras, las que al final de alguna manera ensalzan el talento que también posee Traña, originario de Masaya.

Diversas interpretaciones

La primera lectura que se le puede dar al rechazo de Guerrero es la de no arriesgarse demasiado ante el único peleador de Nicaragua que sabe le puede hacer pasar un mal momento en 112 libras. Winston dice que hay mejores rivales por delante, pero al menos a nivel nacional no hay otro mejor que Traña para un combate atractivo. Así que eso no es cierto.

Después de Traña, lo que vendrá para Guerrero son boxeadores que engrosen su récord, ya sean nacionales o extranjeros, lo cual es normal, tomando en cuenta que los púgiles talentosos normalmente tienen un rosario de peleadores a su alcance, en al menos sus primeros 12 o hasta 15 combates.

La segunda interpretación que se le puede dar a las declaraciones de Winston es el respeto a Traña, siendo consciente que es un tipo durísimo, fuerte, aguantador, bravo y fajador.

“Sé que le gané bien a Traña y si quieren la pelea yo la acepto, siempre y cuando haya un título en juego”, afirmó Guerrero.

En otro tema, Winston expresó que le gustaría pelear pronto en Estados Unidos, bajo el abrigo de la promotora M y Promotions, de la cual es socio William Ramírez, uno de los hombres fuertes de Nica Boxing y WRAM Boxing en Nicaragua.

“Si don William y el Moro me dieran esa oportunidad de pelear en Miami, con gusto aceptaría. Pero ellos junto a Pablo Osuna son los que mandan”, puntualizó el prospecto.