•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la cartelera que protagonizarán Saúl “Canelo” Álvarez y Daniel Jacobs, el próximo sábado 4 de mayo, el nicaragüense Freddy Fonseca tendrá un desafío de altos kilates cuando se enfrente al estadounidense Joseph “JoJo” Díaz Jr., en un combate pactado a 12 asaltos y con el cetro vacante superpluma Oro de la AMB en juego.

El nicaragüense llega a esta presentación con un récord en el pugilismo profesional de 27 victorias, dos derrotas y un empate, registros que le han valido para ser colocado en el quinto puesto del ranking de las 130 libras de la Asociación Mundial de Boxeo. Esta lista la encabeza René “El Gemelo” Alvarado y la cierra el también nica Óliver Flores, quien se ubica en la décima plaza.

Por su parte, Díaz Jr., cuya foja es de 28 triunfos y solo una derrota, ocupa el tercer lugar de dicha clasificación, lo que habla muy bien de las valoraciones que se tiene sobre su desempeño dentro del cuadrilátero. De tal manera que se proyecta una pelea intrépida, con el estadounidense buscando justificar su favoritismo y el nica tratando de propinar un golpe de autoridad que le dé un impulso considerable a su carrera. 

Así llegan al combate

Fonseca, quien empezó su aventura como boxeador profesional en Costa Rica  perdió por última vez el 27 de marzo del 2015, fue ante el panameño Juan Huerta en Ciudad de Panamá. Desde entonces suma 15 triunfos, de los cuales ocho han sido por la vía del nocaut. Tiene un récord que impresiona, sin embargo, no hay en su lista de rivales uno que impresione y menos que puede servir como elemento para valorar su potencial. Es decir, que el sábado enfrentará su primera prueba de fuego.

En tanto, Joseph perdió por última ocasión el 19 de mayo del año pasado y fue ante su compatriota Gary Rusell Jr., quien lo superó por decisión unánime en un pleito en el que estaba en juego el campeonato mundial de peso pluma del Consejo Mundial de Boxeo. Tres meses después tuvo la oportunidad de coronarse en la misma categoría pero en el casillero de la AMB, y aunque venció de forma unánime el puertorriqueño Jesús Rojas, no se agenció el campeonato porque antes había fallado en la báscula. Su último combate fue el 9 de febrero de este año contra Charles Huerta, a quien superó sin problemas.