•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada vez que los Yanquis de Nueva York llaman a Jonathan Loáisiga de Triple A a las Grandes Ligas, lo hacen teniendo como razón alguna dificultad con el cuerpo de lanzadores estelares, ya sea una lesión o la necesidad de darles descanso; sin embargo, más allá del para qué o por qué lo suben, lo que importa es lo que el derecho nicaragüense haga siempre que le den la oportunidad de estar en la MLB, porque de eso depende que se convierta de la primera opción en Ligas Menores a un miembro estable de la rotación o del bullpen del equipo grande. 

De tal manera, que en cada ocasión que recibe el llamado para ocupar alguna vacante en los Yanquis, aunque sea por corto tiempo, Jonathan está en una cita con su futuro. Esto exige de él compromiso, enfoque y sobre todo resultados positivos, no solo en el aspecto estadístico, sino también en el proceso evolutivo que se espera vaya cumpliendo un prospecto de su clase.

Jonathan Loáisiga. Archivo/END

Debe estar consciente, entonces, que cada vez que lo ascienden, los altos mandos del equipo estarán pendientes de cuánto ha mejorado y qué tanto ha realizado ajustes en su mecánica de picheo. Así que su afán debe ser mostrar mejorías que lo conviertan en una opción ineludible de los Yanquis.

Ascenso confirmado

Tras ratificarse la salida de James Paxton de la rotación por una lesión, el mánager Aaron Boone manifestó que llamarían a Jonathan Loáisiga, esto según diversos periodistas que siguen de cerca el accionar de los mulos.

Sin embargo, en la nota del sitio web de la MLB se informó que “en un movimiento correspondiente, los Yanquis subieron desde Triple-A Scranton/Wilkes-Barre al diestro Jake Barrett”, quien hasta ayer aparecía en el roster activo del equipo. Sin embargo, la mañana de este domingo, el gerente general de los Yanquis, Brian Cashman, confirmó en MLB Network Radio que el derecho de Managua ocupará el puesto de Paxton en la rotación.  

Jonathan Loáisiga. Archivo/END

Loáisiga estará de regreso con el equipo de Nueva York por tercera vez este año, luego que a principios de abril reemplazara al lesionado y sancionado C.C. Sabathia, y que a finales del mismo mes conquistara su primera victoria de la campaña trabajando como relevista.

En general, este 2019 ha participado en tres juegos, dos de los cuales como abridor, forjando en ese recorrido un balance de una victoria sin derrotas y una efectividad de 2.70, producto de admitir tres carreras limpias en 10 episodios lanzados.

Según el orden de la rotación, le corresponderá lanzar el próximo miércoles ante los Marineros de Seattle, un rival que puede exigirlo. Esa será la primera de tres posibles aperturas, según el tiempo de tres semanas que a Paxton le tomará recuperarse de una inflamación en la rodilla izquierda.