•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La carrera de Carlos “Chocorroncito” Buitrago se encuentra en un punto en el que necesita de un nuevo impulso, el que podría llegar si logra salir con los brazos en alto en su siguiente compromiso contra el puertorriqueño McWilliams Arroyo, el próximo 15 de junio, en un combate pactado en las 112 libras y en el que estará en juego el cinturón Latino de la división, avalado por la Organización Mundial de Boxeo y en manos del rival del pinolero.

Acostumbrado a pelear en las 108 libras, el combate contra Arroyo será el primero a nivel internacional que hará Buitrago en las 112, una división en la que podría probar suerte en busca de esa ansiada corona que le ha sido esquiva. 

“A nivel internacional, nunca he peleado en 112 libras, pero a nivel nacional he combatido en 110 y en 112 con excelentes resultados. En esta nueva división me veré más fuerte y en busca de eso he estado guanteando con gente un poco más pesada que yo. Considero que con los sparring que tengo no habrá problemas para adaptarme al peso y al rival que voy a enfrentar”, confesó Buitrago tras una jornada de entrenamiento en el gimnasio Roger Deshón.

“Dependiendo del resultado de la pelea contra Arroyo, me quedaría en las 112 libras. Si le gano a McWilliams solicitaré que me clasifiquen en el ranking de las 112 libras y si me sale una oportunidad de título en esa división, claro que la tomaría. Pero de hecho, al vencer a  McWilliams sería campeón Latino y eso me abriría las puertas a una pelea de título”, detalló el púgil pinolero.

Un obstáculo necesario

Arroyo se ve como un obstáculo muy grande por su calidad como peleador, pero es el tipo de barrera que necesita superar Buitrago para darle nuevos brillos a su carrera, que se ha visto diluida luego de cinco oportunidades en las que no ha podido alcanzar un título en las 105 y 108 libras.

“Estoy agradecido con Dios por la oportunidad de pelear en un escenario internacional con McWilliams Arroyo, un rival muy exigente. Tengo rato de estar preparándome para ese combate y todavía falta un tiempo considerable para el pleito, así que llegaré en óptimas condiciones”, detalló Buitrago.

“Tengo la confianza de que voy a salir adelante en ese combate, en el que también espero demostrar que todavía puedo seguir peleando. El secreto está en llegar en buenas condiciones, porque el talento lo tengo. Estoy consciente que de ganar sería un salto muy grande para mí”, agregó.

“Chocorroncito” cuenta con balance de 31 victorias con 17 nocauts, cuatro derrotas y un empate, en tanto, Arroyo registra 18 éxitos, 14 de ellos por la vía rápida, con cuatro derrotas.