• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los Indios del Bóer deberán mostrar a partir de hoy su capacidad de reacción tras el caos vivido el pasado fin de semana ante el Frente Sur Rivas, y para ello tendrán que superar al bravo equipo de Estelí, un conjunto que pese a no asombrar con sus estadísticas de bateo y picheo, es la principal amenaza de los Dantos en la lucha por el primer lugar del grupo B.

Todavía aturdidos por la barrida sufrida en la décima jornada, que representó su primera serie perdida de la campaña, los capitalinos, cuyo bateo fue anulado por Rivas y cuyo picheo volvió a mostrarse vulnerable, tendrán otra gran prueba contra Estelí, equipo que con un récord de 17 victorias y 11 derrotas, se ha mantenido en el segundo lugar de su grupo, sosteniéndose a un solo juego del primer puesto.

La jornada 11 del Germán Pomares presentará los enfrentamientos Carazo-Madriz. Archivo/END

En cifras

Los norteños batean colectivamente para .283 y cuentan en sus filas con cinco bateadores por encima de los 300 puntos, siendo estos Moisés Flores (.360), Jhonny Carrasco (.333), Jacksell Mairena (.325), Ramón Flores (.324) y Nolan Cruz (.308), con Omar Obregón (.297) y Lesther Laguna (.295) muy próximos a esa cifra. Eso sí, sus lanzadores tiran colectivamente para 4.41, un dato que genera ciertas dudas, sobre todo, porque a partir de hoy estarán cara a cara con una ofensiva tan fuerte como la del Bóer.

Por su lado, los Indios, pese a que fueron dominados por el picheo rivense, tienen como principal argumento para imponerse a Estelí el poder de su bateo, que es hombre por hombre uno de los más dañinos del torneo, tanto que dominan los principales departamentos ofensivos. El asunto con el Bóer es que su picheo, cuya efectividad colectiva es de 5.00, no representa una garantía. Salvo Roger Marín (7-1, 3.56), el resto del staff es una moneda al aire, que normalmente cae en el lado negativo.

Los Dantos se mantienen en la lucha por el primer lugar del grupo B. Archivo/END

¿Por qué obligado?

Hay varias razones por las que el Bóer está obligado a reaccionar frente a Estelí. Primero porque viene de ser desarmado por un Rivas combativo, segundo porque ante la presión ejercida por León no puede darse el lujo de perder una serie que a su vez significaría perder el primer lugar del grupo, y tercero porque es un equipo superior a los norteños y por lógica favorito para apuntarse la serie a su favor.

Además de este duelo, la jornada 11 del Germán Pomares presentará los enfrentamientos Carazo-Madriz (1:00 p.m.), Boaco-Chinandega (3:00 p.m.), Jinotega-Dantos, Granada-Nueva Segovia, Zelaya Centra-León, Costa Caribe-Matagalpa, Chontales-Rivas y Río San Juan-Masaya, todos estos iniciarán a las 6:00 p.m.