•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Once meses y 13 juegos después de su primera aparición con los Yanquis de Nueva York en Grandes Ligas, el nicaragüense Jonathan Loáisiga sufrió este miércoles ante los Marineros de Seattle el primer tropiezo de su incipiente carrera; una derrota luego de la cual, en un acto de llamativa humildad y madurez, reconoció los aspectos que le falta mejorar de cara a establecerse con el equipo grande, y se comprometió a seguir trabajando en pro de evolucionar y alcanzar el nivel que se le ha proyectado.

En entrevista con el canal oficial de los Yanquis, el tirador capitalino respondió sin titubeos que “terminar a los bateadores” es el aspecto que más le está costando en MLB. “Normalmente logró de forma rápida ponerlos en dos strikes y una bola, pero ellos están cogiendo mi curva y consiguen llevarme al conteo máximo. Creo que eso fue lo que me hizo trabajar más en este juego”, explicó Loáisiga, quien durante su última presentación realizó 83 lanzamientos (52 strikes) en apenas cuatro innings.  

“Trabajar más en el comando de la recta y atacar a los bateadores, sea cual sea el conteo, además de tirar la curva sin miedo a que vayan a conectarla”, dijo Jonathan cuando fue consultado sobre qué hará para mejorar, como quien tras la caída ya tiene claro el plan para no tropezar de nuevo. “Es algo en lo que he estado poniendo un gran esfuerzo y estoy consciente que esto es un proceso. Voy a seguir trabajando en ello”, manifestó el carabinero, con una seguridad capaz de convencer a todos de su compromiso.

“Seguiremos trabajando con él”

Por su parte, el mánager de los Yanquis de Nueva York, Aaron Boon, admitió que Loáisiga “de nuevo realizó muchos lanzamientos” y que “luchó por rematar a los bateadores en ciertas situaciones”. Asimismo, como lo dijera ya en una ocasión este año, declaró que el nicaragüense “se metió en algunos conteos largos y luego empezó a cansarse un poco, principalmente, después de haber tenido una extensa primera entrada”. 

“Él luchó. Ustedes pudieron ver su actuación y lo bueno que puede llegar a ser. Nosotros seguiremos trabajando con él mientras él continúa desarrollándose”, dijo el estratega, luego de haber visto a Loáisiga ser derrotado por primera vez en Grandes Ligas como resultado de una mala actuación en la que admitió seis imparables (1 HR y dos dobletes) y cuatro carreras limpias, dio dos bases por bolas, ponchó a tres rivales y desmejoró su efectividad a 4.50.

Por ahora, no hay certeza sobre cuál será el siguiente paso de Jonathan, pero en caso de que permaneciera en la rotación de los Yanquis, su próxima apertura sería el lunes 13 de mayo contra los Orioles de Baltimore, ante quienes tendrá que demostrar mejoría en cuanto al comando de sus picheos. En caso de no seguir en la MLB, seguro será regresado a Triple A para que siga haciendo los ajustes que le permitan evolucionar.