Francisco Jarquín Soto
  •  |
  •  |

Como un felino hambriento lució Everth Cabrera ayer en su debut en Clase A con el equipo “Tormentas” del Lago Elsinore, después de casi mes y medio de estar fuera de los Padres de San Diego por una operación en su mano izquierda.
Y tal parece que todo va por buen rumbo. Everth fue ubicado como segundo bate y short stop contra los del Rancho de Cucamonga, y en su primera aparición disparó sencillo al jardín central, luego se robó la segunda base e intentó hacer lo mismo yéndose a tercera, pero puesto fuera por el catcher Alberto Rosario.
En el cuarto episodio falló en rola a tercera, precisamente antes que el Lago Elsinore anotara sus primeras dos carreras por jonrón de Ángel Mercado. En el quinto inning conectó sencillo, aunque con dos outs, y ya no pudo remolcar, menos anotar carrera.
En el sexto episodio fue sustituido por Cole Figueroa, como parte del plan de recuperación en el que se aseguró que en los primeros partidos tomaría sólo algunos turnos para darle tiempo a tomar el ritmo.
Otro que lució en buena forma fue Juan Carlos Ramírez en la misma liga donde juega Everth. Ramírez abrió ayer por el High Desert y lo hizo ponchando a los tres primeros que se enfrentó, y hasta el quinto episodio había limitado a tres hits, dos bases y siete ponches al Inland Empire mientras los derrotaba 4x1.
Pero en el sexto admitió un doble, dos boletos y además el corredor Scott Van Slyke se le robó el home plate y acercó el marcador a 5x3. En el séptimo ya no salió Juan Carlos y se fue dejando el juego ganado con una labor de seis innings, cuatro hits, cuatro boletos y siete ponches, mejorando su efectividad a 4.45.