•   Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Llegó el momento. Después de un emocionante pulso en los últimos meses, Manchester City y Liverpool determinarán el domingo, en la 38ª y última jornada de la Premier League (14h00 GMT), qué equipo es el campeón.

El City empieza con ventaja en esa carrera. El equipo de Josep Guardiola llega al último partido como líder (95 puntos) y depende de sí mismo en Brighton, donde una victoria le aseguraría revalidar su título nacional del pasado curso.

El Liverpool (2º, 94 puntos), recibe al Wolverhampton y necesita que el City tropiece.

En los 'Reds', la euforia y el entusiasmo se han instalado desde el martes, cuando el equipo goleó 4-0 al Barcelona, remontando un 3-0 adverso, y se clasificó para la final de la Liga de Campeones.

Nada parece imposible para el club de Anfield, que aspira a lograr su primera liga desde 1990.

El Liverpool (2º, 94 puntos), recibe al Wolverhampton y necesita que el City tropiece. AFP/END

En caso de que los dos equipos ganen el domingo, el City sería campeón y el Liverpool sería el tercer segundo clasificado de la historia con mayor número de puntos, lo que demuestra lo competitiva que ha sido esta campaña.

El City ha ganado sus trece últimos partidos ligueros y cuenta además con más descanso, ya que en la Champions fueron eliminados en cuartos por el Tottenham y en las tres últimas semanas sólo han tenido que disputar los partidos de Premier League.

Puede que sin brillar, los Citizens han ido sacando sus partidos adelante, a veces con trabajo, como el lunes ante el Leicester (1-0).

"Los jugadores son maduros. Nos queda un partido por disputar", declaró Guardiola. "Será difícil en Brighton", apuntó.

"Van a jugar por orgullo, pero dependemos de nosotros. Teníamos siete puntos de retraso, pero nunca nos rendimos. Ahora estamos aquí y hemos ganado trece partidos seguidos", se enorgulleció el entrenador español.

Para el entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp, es importante escapar a la euforia actual por la Champions y centrarse en este desafío de la Premier League.

"Ha sido una semana de grandes momentos de fútbol. Pero desde nuestro punto de vista, podríamos tener todavía un gran momento de fútbol este fin de semana. La semana no ha terminado", señaló.

El rival del Liverpool en la final de la Liga de Campeones, el Tottenham (4º), también tendrá que olvidarse de su hazaña en la semifinal europea contra el Ajax y centrarse en su caso en asegurar un lugar en la próxima Liga de Campeones.

Los 'Spurs' son cuartos, dentro de la zona Champions, pero tienen la amenaza del Arsenal (5º), que está a 3 puntos.

 Josep Guardiola, DT del Manchester City. AFP/END

Una derrota del Tottenham en casa contra el Everton y una victoria del Arsenal en el campo del Burnley permitiría a los de Unai Emery quedarse con la cuarta plaza siempre que la combinación de resultados le permita compensar la actual mejor diferencia de goles que tiene el Tottenham (+28 contra +20).

La misión es por lo tanto muy difícil para el Arsenal, que en caso de no lograr esa cuarta plaza, que tiene tan complicada, tendrá todavía otra ocasión de clasificarse para la Champions, ganando al Chelsea en la final de la Europa League del 29 de mayo en Bakú.